worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

Respaldar a ocupar Wall Street

Del sitio de web Revolución


Ciudad de
Nueva York

Union Square
4 pm–A reunirse
5 pm–Mitin
6 pm–Marcha
Chicago
4 pm a 6 pm
Mitin en LaSalle y Jackson, 4 pm
Marcha, 5 pm
Cleveland
3 pm, a reunirse en Public Square
4 pm Marcha
Minneapolis/St. Paul
4:30 pm, mitin, The People's Plaza, 300 South 6th Street en Minneapolis
De ahí, una marcha
Hollywood
4:00 pm, mitin
Holllywood & Vine Metro
Marcha
HOUSTON
Hermann Square Park
4pm reunirse
6pm Mitin


¡A través del país,
que el 28 de febrero sea un día de acción en masa para respaldar
al Movimiento Ocupar contra la represión!

#F28    #dontsuppressows    dontsuppressows.org    dontsuppressows@yahoo.com



Manifestación: 28 de febrero
Alto a la represión de Ocupar

 

Un llamado a la acción de masas contra la represión del Movimiento Ocupar

Lista parcial de firmantes:

Gbenga Akinnagbe, actor de la serie de HBO “The Wire”
Carole Ashley
Padre Luis Barrios

Lenni Brenner, historiador
Renate Bridenthal, profesora de Historia, Brooklyn College, CUNY, jubilada
Elaine Brower, El Mundo no Puede Esperar y Military Families Speak Out
Cynthia Carlson, artista
Lisa Clapier, Ocupar Los Ángeles
Nina Felshin, curadora independiente
Glen Ford, director ejecutivo, Black Agenda Report
Free Mumia Abu-Jamal Coalition, Nueva York
Harmony Hammond, artista
Camille Hankins, fundadora y directora, Win Animal Rights y No Kill New York
Robert Hass, Universidad de California-Berkeley, ex poeta laureado de Estados Unidos
Ray Hill, productor/anfitrión de Ray on the Raydio en un programa radial virtual, Houston, TX
Lee Siu Hin, coordinador nacional, Red Nacional de Solidaridad con los Inmigrantes
Rdo. Dr. James Karpen, Church of St Paul and St Andrew, Nueva York
Walda Katz-Fishman, profesora de Sociología, Universidad Howard
Chuck Kaufman, director ejecutivo, Alianza por la Justicia Global
Rdo. Earl Kooperkamp, St. Mary’s Episcopal Church, Harlem
Jim Long, artista
Waqas Malik, artista
Lydia Matthews, decana de Programas Académicos, decana adjunta de Parsons/profesora
Ann Messner, artista
Travis Morales
Dorinda Moreno,
Fuerza Mundial/FM Global/Hitec Aztec, Secretariado de enlace estadounidense, Tribunal Internacional de Conciencia de los Pueblos en Movimiento /TICPM
Nick Mottern, ConsumersforPeace.org y kNOwdrones.org
Alan Myerson, director de filme y tv
Red Nacional de Solidaridad con los Inmigrantes
Alexa O’Brien, U.S. Day of Rage
Scott Olsen, Occupar Oakland
Bradley Olson, psicólogo, activista
Rosemary O’Neill
Rdo. George E. Packard, obispo jubilado de la Episcopal Church for the Armed Services and Federal Ministries
Craig Phipps, ombudsman en la Casa Esperanza
Ann Ratner
Joel Ratner
Boots Riley,
The Coup & Street Sweepers Social Club
Suzanne Ross, PhD, psicólogo clínico
Rdo. Juan Carlos Ruiz, Nuevo Movimiento Santuario
Irving Sandler
Donna Schaper,
alta ministra, Judson Memorial Church
Cindy Sheehan
Alice Slater,
Nuclear Age Peace Foundation
Stephen Soldz, director, Center for Research, Evaluation, and Program Development, Boston Graduate School of Psychoanalysis*, ex presidente, Psychologists for Social Responsibility (PsySR)*
Rebecca Solnit
Bob Stein
Rdo. Max Surjadinata,
coordinador de área de los amigos de Sabeel América del Norte
David Swanson, warisacrime.org
Debra Sweet, directora, El Mundo no Puede Esperar
Dennis Trainor, Jr, guionista, productor y anfitrión de Acronym TV
Marina Urbach, curadora independiente, Other Projects, Nueva York
Nancy Vining Van Ness, directora, American Creative Dance
Jim Vrettos, profesor adjunto, John Jay College of Criminal Justice*
Vince Warren, director ejecutivo del Centro Pro Derechos Constitucionales*
Cornel West
World Can’t Wait
Coronela Ann Wright,
diplomática estadounidense jubilada, Veteranos por la Paz
Andy Zee, vocero, Libros Revolución-Nueva York
David Zeiger, Displaced Films

*Para fines de identificación

Descargue el volante de este Llamado con firmantes

En los últimos meses hemos presenciado algo muy distinto en Estados Unidos. Unas personas de muchos sectores de la sociedad se unieron para ocupar espacios públicos en casi mil ciudades en Estados Unidos. Se enfrentaron a la despiadada violencia de la policía, abrieron paso en medio de los confines de "la protesta acostumbrada" y sobre la marcha, construyeron comunidad. Aun ante los intentos de los medios de comunicación de poner en ridículo, distorsionar y satanizar las protestas, su mensaje básico empezó a cundir en el público. Las personas en todo el país —y aun en todo el mundo— prestaron atención y se animaron por los actos de esos manifestantes valientes y creativos.

Empezaron a cambiar las condiciones políticas del discurso; el modo de pensar congelado de los estadounidenses empezó a descongelarse. Plantarse contra la brutalidad y arrestos injustos se volvió una medalla de honor. La gente empezó a escuchar y leer las historias de algunas de las víctimas de esta crisis económica y a compartir las suyas. Sobre todo, al extenderse las protestas a ciudad tras ciudad, la ocupación de espacios públicos por la gente hizo abrir el debate y suscitó grandes preguntas entre millones de personas acerca de qué clase de sociedad es ésta y lo que debería ser. ¿Por qué existe tal pobreza y necesidad en medio de un pequeño grupo relativo de personas que amasan obscenas cantidades de riqueza? ¿Por qué parece que las instituciones políticas de la sociedad sólo sirven a ese grupito? ¿Por qué tantos jóvenes tienen la impresión de que tienen ante sí un futuro tan incierto? ¿Por qué sigue acelerándose la demente destrucción del medio ambiente? Al final, ¿qué se necesita para superar todo eso?

Aquellos que de hecho ejercen el poder en este país consideraron que estas protestas, y estas preguntas, son peligrosas, y reaccionaron en consecuencia. Vez tras vez aquellos que ejercen el poder violaron sus propias leyes y ordenaron que la policía rocíe gas pimienta, golpee con porras y dispare botes de gas lacrimógeno contra las cabezas de aquellos que no hacían sino de manera no violenta expresar su disentimiento y buscar comunidad. En las últimas semanas la situación alcanzó su punto álgido en los ataques coordinados y sistemáticos contra todas las ocupaciones principales. De hecho, la alcaldesa de Oakland admitió por la BBC, que había participado en conferencias telefónicas que coordinaron la estrategia nacional contra los ocupantes. Para colmo, en otra demostración flagrante de fuerza y poder ilegítimo, procuraron impedir que los periodistas y fotógrafos cubrieran estos actos de represión, a menos que estuvieran "encamados" con la policía.

Hablando directamente pero con la verdad, el estado planeó y desató una violencia y represión franca y sistemática contra unas personas que intentaban ejercer unos derechos que supuestamente están garantizados. Esta respuesta de parte de aquellos que ejercen el poder en esta sociedad es pura vergüenza desde el punto de vista moral y es profundamente ilegítima desde el punto de vista legal y político.

Hoy, este movimiento está en una verdadera encrucijada. ¿Acabará disperso, orillado hacia los márgenes o cooptado? ¿O volverá con más fuerza? Esta misma pregunta se presenta hoy, de manera muy nítida.

Hay algo que ya está claro: si se permitiera que siguiera en pie esta ola ilegítima de represión… si las autoridades lograran reprimir o marginar a este nuevo movimiento… si la gente de nuevo resultara "acorralada", en los sentidos literal y simbólico, la situación sería mucho peor. ES NECESARIO OPONERSE EN MASA A ESTA REPRESIÓN Y ECHARLA POR TIERRA.

Además, hay algo más que también está claro: los movimientos crecen y solamente pueden crecer mediante su respuesta a la represión con una movilización aún mayor y poderosa.

La necesidad de tomar acción es urgente.

Como primer paso en la necesaria repuesta, muy pronto tiene que haber una enorme movilización política por un día, o días, que diga ¡NO! a este intento de suprimir con brutalidad y violencia el pensamiento y la expresión. Ante todo, esta movilización debería darse en Nueva York, donde nació el movimiento… pero a la vez debería repercutirse poderosamente por todo el país y sí, todo el mundo. Éste es un llamado a llevar a cabo enormes manifestaciones, pronto, en espacios públicos en que puedan tener el máximo impacto y efecto sobre la sociedad y en que las autoridades no puedan acorralar, reprimir y de otro modo intentar marginar a estas manifestaciones.

Estas manifestaciones tienen que ser lo suficientemente grandes como para demostrar claramente que la gente no tolerará lo intolerable… que la gente no se acomodará a lo que es tan manifiestamente injusto. Tales manifestaciones, junto con las iniciativas para llegar al pueblo y construirlas, pueden sacar a muchas más personas de la simpatía pasiva hacia el apoyo activo y pueden despertar e inspirar a otros millones de personas que todavía no han estado tocadas. Tales manifestaciones pueden responder poderosamente a los esfuerzos del "1%" de aplastar y/o desviar este movimiento amplio. Los miles y miles de personas en las calles, en acciones conjuntas, pueden hacerse de nueva iniciativa y cambiar la ecuación política entera. Las cuestiones urgentes que Ocupar ha planteado, y otras cuestiones urgentes que están por plantearse en este movimiento, pueden volver a repercutir, de manera más poderosa que antes.

No puede continuar sin respuesta la represión del movimiento Ocupar. A actuar.

 

* * * * *

Las siguientes Asambleas Generales adoptaron por consenso el Llamado a la acción el 28 de febrero:

NYCGA (Ocupar Wall Street) • Ocupar Chicago • Ocupar Cleveland • Ocupar Houston • Ocupar Minneapolis • Ocupar St. Paul


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net