worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

A 50 años de Stonewall: ¡No retrocederemos! No aceptaremos a un Estados Unidos fascista.

Resposteado de Rechazar el Fascismo (Refuse Fascism), 1º de junio de 2019:

6 de junio de 2019 | revcom.us
Coco Das


El domingo 29 de junio de 1969, Ciudad de Nueva York: La juventud gay se hizo frente a la policía, la que de costumbre hostigaba, brutalizaba y arrestaba a la gente simplemente por ser gay. Su resistencia prendió lo que llegó a conocerse como los “Motines de Stonewall”. Foto: New York Daily News, 1969.

En el mes de junio, se cumple el 50 aniversario del Levantamiento de Stonewall, cuando la gente se levantó contra el hostigamiento policial en una cantina gay de Greenwich Village. El levantamiento sacó las luchas de la gente LGBT de las sombras y prendió un movimiento político y cultural por que se les considerara y tratara como seres humanos plenos. La lucha feroz, decidida y colectiva resultó en avances. Debido a la rebelión en Stonewall, el movimiento LGBT se desarrolló para abarcar la lucha por millones de personas que padecían VIH, la igualdad de matrimonio y de empleo y en otras esferas sociales.

Tan sólo en los últimos años la gente LGBT ha empezado a tener posibilidades de asumir su debido lugar en la sociedad, y ya hay indicaciones de qué tan frágil lo era. Hoy mismo la gente LGBT es víctima de una clase específica de venganza: de parte de un movimiento fascista en el poder en las instituciones más altas de Estados Unidos, que se ha empecinado en silenciar, intimidar y borrar a la comunidad LGBT. Esto es peor que simplemente hacer retroceder el reloj. Es nada menos que un camino hacia el genocidio el hecho de que la gente LGBT está perdiendo derechos ganados hace poco, está teniendo que volver al clóset, está perdiendo valiosas vidas debido a crímenes de odio, está teniendo que someterse al vil patriarcado homofóbico de este fascismo cristiano, así como las implicaciones de la determinación de estos fascistas de destruir toda posibilidad de que la gente LGBT vuelva a luchar por sus derechos.

Observábamos mientras el régimen de Trump y Pence prohibió a los soldados transgéneros, eliminó los temas relacionados con la gente LGBT en los documentos y servicios del gobierno, desestimó las quejas de discriminación de parte de estudiantes LGBT e impuso una discriminación avalada por el estado en contra de las personas LGBT. Observábamos mientras la Corte Suprema legalizó el que los negocios puedan discriminar contra clientes LGBT. Escuchamos cuando Trump hacía bromas del hecho de que Pence quiere mandar a la horca a la gente gay. Pero, al igual que los demás ataques que ha emprendido el régimen, para nada está la indignación a la altura del verdadero peligro que todos enfrentamos.

Lo que los fascistas quieren es un futuro amarrado a este horroroso pasado: a los días antes de Stonewall, antes de Roe contra Wade, antes del Acta de Derechos Civiles, cuando la gente gay, las mujeres y los negros estaban sometidos a la violencia y terror salvaje y desenfrenado. Nadie con corazón debe desear volver a eso. Este régimen está librando una guerra contra la gente en varios frentes como parte de una visión y estrategia total. Todavía no han podido implementar todo su programa, pero con cada victoria que obtengan, nos llevan más hacia una pesadilla a todo vapor.

Como dijo Drea Shadburne en 2018: “¿Quién no sobrevivirá el terror de las chusmas linchadoras que están desencadenando? Veamos el ejemplo de Gavin McInnes, el líder de los golpeadores fascistas ‘Proud Boys’ [Chicos Orgullosos], quien ha llamado a los partidarios de Trump a que ‘Asfixien a un transexual. Pónganles los dedos alrededor de la tráquea’. ¿Cuántos amigos y familiares más perderemos al suicidio, cuántos más serán despedidos de su desempleo y serán arrojados a la calle sin techo, o se contagiarán de VIH sin acceso a recursos para el tratamiento — qué tanto de todo eso estarán dispuestos a aceptar? ¿Estarán dispuestos a aceptar que toda una generación sea arrojada de vuelta a las sombras y sea privada de los espacios y recursos necesarios para realizar nuestra identidad? Que no se equivoquen, esto es tan sólo el principio. De no lograr detener esto sacando del poder a este régimen, ¿qué más tendremos que tratar de sobrevivir?”

No podemos permitir que esta se convierta en la norma. Pero ya se ha vuelto la norma. La gran cascada de atropellos entumece. Su propósito es abrumar y silenciar, y no se detendrá hasta que saquemos al régimen que está acelerando una locomotora fascista que arrolla el progreso social de los últimos 50 años. Todos tenemos que unirnos para decir: ¡No! ¡No retrocederemos! En nombre de la humanidad, no aceptaremos a un Estados Unidos fascista.

Honramos a las y los héroes de Stonewall. Seamos como ellos y ellas.

Coco Das (@coco_das) es un articulista del consejo editorial de Rechazar el Fascismo.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net