worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Carl Dix habla a estudiantes de la Universidad de Columbia, 7 de octubre

“¡Yo no quiero seguir haciendo hashtags!”

Carl Dix | 11 de octubre de 2015 | Periódico Revolución | revcom.us

Lo siguiente es una transcripción rápida del discurso de Carl Dix en el evento “Police Terror Must Stop WHICH SIDE ARE YOU ON” en la Universidad de Columbia en la Ciudad de Nueva York el 7 de octubre

 

Carl Dix

Carl Dix es el cofundador de la Red Parar la Encarcelación en Masa y un representante del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos.

Hemos oído esta noche sobre lo que pasó a Nicholas Heyward Jr a manos de la policía. Hemos oído lo que pasó a Kayla Moore, Michelle Cluseau, Tanisha Anderson, Melissa Williams. Hemos oído bastantes horrores. He estado en gira promoviendo De Pie en Octubre. En el curso de esta gira, me he conectado con varios familiares de personas asesinadas por policías. Quiero mencionar algunos. Acabo de regresar de Waukegan, Illinois, de estar con LaToya y Alice Howell. Hace seis meses enterraron a Justus Howell de 17 años, hijo de LaToya y nieto de Alice. La policía le pegó dos tiros en la espalda. También durante esta gira me conecté con Samaria Rice, la mamá de Tamir Rice. Hace ocho meses enterró a su hijo de 12 años, Tamir, muerto a balazos por la policía. También en la gira me acompañó un rato Mertilla Jones, que hace cinco años y medio enterró a su nieta de siete años, Aiyana Stanley-Jones. En ninguno de esos casos ningún oficial policial recibió un castigo de ninguna forma.

No son incidentes aislados. Ocurren todo el tiempo, carajo. Representan un horror atroz... un horror atroz que tiene que terminar. Ahora bien, para entrarle que lo que tenemos que hacer para poner fin al terror policial, quiero empezar con una cita de Bob Avakian, líder del Partido Comunista Revolucionario.

Existe el potencial de que algo de una hermosura inaudita surja de una incalificable fealdad: de que el pueblo negro juegue un papel crucial para, por fin, deshacerse de este sistema que no sólo lo ha explotado sino que por tanto tiempo y de tantas formas lo ha deshumanizado, aterrorizado y atormentado —deshacerse de todo este sistema de la única manera posible— luchando por emancipar a la humanidad, para poner fin a la larga noche en que la humanidad ha estado dividida en amos y esclavos y en que las masas de la humanidad han sido azotadas, golpeadas, violadas, masacradas, encadenadas y amortajadas en ignorancia y miseria.

Todos estos horrores son completamente innecesarios. Las cosas no tienen que ser así como son. Debemos vivir en un mundo donde los encargados de la seguridad pública preferirían dar la propia vida antes de matar o lisiar a una persona inocente. No es sólo por el terror que la policía siembra en comunidades de raza negra y latina. También es por lo que hicieron a los habitantes nativos de esta tierra. Les arrebataron estas tierras. Por poco los exterminan. Los pocos sobrevivientes los encajaron en campos dizque reservas. También lo que esta sociedad hace a la mujer: con la cultura de la violación, con el trato a la mujer como objeto sexual, y con la intromisión de autoridades en las decisiones muy privadas de la mujer sobre si tener un hijo y cuándo. También lo que hace a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes, obligados a venir por la devastación que Estados Unidos provoca en sus países de origen, para ser perseguidos aquí — deportados por Obama en números récord e insultados por idiotas fascistas como Donald Trump. También libran guerras por el imperio — guerras en las cuales un millón de personas murieron en Irak durante las últimas décadas y antes de eso tres millones en Vietnam y antes de eso en Corea... Yo estuve en sus fuerzas armadas... cuando me dijeron que yo tenía que ir a Vietnam para matar a personas inocentes para ellos, mi respuesta, era, “¡Ni modo, no voy!” También cómo están devastando la ecología del planeta donde vivimos.

No se trata de que algún día tengamos justicia en un futuro lejano. La humanidad PUEDE emanciparse. Es por medio de la revolución — de ACABAR con este sistema y generar un sistema basado en liberar a la gente de toda esa fealdad y desarrollar formas completamente nuevas en que las personas se relacionen entre sí y con el mundo entero.

Harta gente me dice, “Carl, está loco. No se puede hacer una revolución. Aquellos son muy poderosos”. Pero lo que sí es una locura es acomodarse a este sistema y esperar que la situación se mejore. Y permítanme contarles de los poderosos que son” Yo lo he visto de cercas, y además he visto el potencial concreto para derrotar ese poder.

Vimos la posibilidad de poner alto a estos horrores en los años 60 cuando el pueblo negro se levantó contra la opresión atroz que se le infligía, y eso inspiró una resistencia más amplia y sacudió todo el sistema hasta sus raíces. El potencial para derrotar ese poderío se demostró en Vietnam, donde campesinos inspirados y organizados derrotaron su ejército tan grande y fuerte — y un factor en ese triunfo fue por inspirar a soldados como yo a rebelarnos. En aquel entonces queríamos cuestionarlo todo y cambiarlo todo. Se nos vislumbraba una moralidad diferente, una manera completamente diferente en que las personas pudieran relacionarse. Vislumbramos en ese entonces la hermosura de la que Bob Avakian habla.

Pero no hicimos la revolución en este país. En los lugares importantes donde se había hecho la revolución, los explotadores capitalistas les arrebataron el poder de nuevo. Desde ese entonces la gente por todo el mundo y en Estados Unidos ha pagado un precio alto en sangre debido a esa derrota. Mucha gente se dobló por tanto golpe. Lo que tenemos son 2 millones de personas en prisión. 40 por ciento de niños de raza negra viven en la pobreza. Tenemos cocaína crack y SIDA y todos los horrores que conlleva lo que Lorraine Hansberry expresó como un “sueño incumplido”. Pero ahí entra Bob Avakian — nunca se dio por vencido, nunca perdió la esperanza ni en la gente ni en la revolución. Se puso a trabajar aprendiendo de la experiencia de la revolución y de la experiencia más ampliamente, y ha desarrollado una nueva síntesis del comunismo — un conocimiento aún más científico de los métodos, objetivos, estrategia y plan para hacer la revolución y crear una nueva sociedad. Fundamentado en esta nueva síntesis, el partido que Avakian dirige, el PCR, está construyendo un movimiento para la revolución.

Así que estoy retando a todos los presentes, especialmente ustedes los jóvenes — éntrenle a esta revolución, éntrenle a Bob Avakian y lo que él ha desarrollado sobre cómo hacer la revolución. Conéctense con el movimiento para la revolución que el PCR está construyendo. Mantengan su vista en el objetivo de emancipar toda la humanidad. Pueden conocer su obra de Avakian accediendo nuestra página web —REVCOM.US— o visitando Libros Revolución cuando abra en su nueva sede en Harlem... pero sí éntrenle a él y al movimiento para la revolución que el PCR está construyendo.

No se crean de lo que dicen, que no podemos hacer algo mejor que lo que ya existe... Estados Unidos no es eterno, podemos hacer mejor que pedir cambios minúsculos en SU FORMA de jodernos. No se dejen embaucar hasta plantear todo lo que están haciendo en el marco del lenguaje y los términos del sistema, o limitarse a obrar dentro de los canales que ofrece este sistema. Hemos visto esta película antes, y el resultado es toda la situación genocida que nos confronta en este momento — y sí, dije genocidio.

Ahora bien, al fundamentarme en la necesidad y la posibilidad de la revolución, yo entiendo que tenemos que movilizar a toda persona posible, sea lo que sea su perspectiva y su opinión del problema y la solución, para luchar contra esta locura que nos confronta. No podemos permitir que aplasten tan feo a la gente que nunca podríamos levantarnos contra los males que nos hacen. Por lo que necesitamos poner fin al terror policial.

Es punto crucial — las autoridades, desesperadas para suprimir el movimiento inspirador de protesta que ha crecido durante el año pasado, están arrestando los manifestantes en masa y acusándoles de delitos graves. O se salen con la suya, y los asesinatos por policías y la exoneración de policías asesinos continuarán e intensificarán. O nos lanzamos a las calles en números aún mayores con una determinación mucho más firme, actuando para poner alto al terror policial.

Eso es lo que está haciendo De Pie en Octubre. Plantea cambiar los términos de cómo piensa la gente sobre este ultraje y cómo actúa al respecto, y sacudir política y  profundamente a los que mandan y perpetúan este terror. Planteará una línea divisora en toda la sociedad: ¿DE QUÉ LADO ESTÁS? Toda persona que esté de acuerdo con la sencilla demanda de que ASESINATO Y TERROR POLICIAL DEBE TERMINAR debe estar presente en 24 de octubre. Pongamos muy claro al mundo entero, por nuestros números y nuestra determinación, que hay muchas pero muchas personas que no toleraremos estos ultrajes, que no nos quedaremos callados y cómplices con ellos. NADIE que tenga un corazón palpitante y una conciencia viva debe quedar al margen.

Esto declarará ante el mundo entero que nuestro movimiento no se ha dejado meter a la jaula de pedir limosna, de jurar lealtad a uno que otro salvador, de quedar en la pasividad — al contrario, estamos entrándole más duro que nunca, no lo toleramos, mandamos un señal a toda persona que quiera luchar pero no encuentre cómo, de que esta lucha está cobrando fuerza pero tú haces falta... un señal a toda persona que ahora quede al margen deseando que la cosa se mejore, de que la hora de desear mejoras y de conmiserar se acabó y llegó la hora de actuar... un señal a toda persona que odie esta situación, de que los días de dominar y satanizar tienen que terminar y terminarán... un señal a este sistema de que hay una fuerza creciente de personas en la sociedad que captan que este asesinato policial, y todo el programa genocida del cual es la punta de lanza, es ilegítimo, inmoral, y ¡DEBE TERMINAR!

¿Ahora, qué vamos a hacer esos días?

En la mañana del 22 de octubre, nos reuniremos en Times Square, y DIREMOS SUS NOMBRES. Reuniremos familiares de personas asesinadas por policías, junto con voces de conciencia prominentes, artistas, cleros, profesionales, y necesitamos que estén presentes unos estudiantes también, diciendo los nombres de los hombres y mujeres cuyas vidas fueron robadas por los que juraron proteger. Así vamos a arrancar De Pie en Octubre.

De ahí, en la tarde del 22 de octubre, aquí en la Ciudad de Nueva York, habrá una manifestación aquí, en Brooklyn, que comenzará en Borough Hall y se trasladará a Barclays Center, que marcará el vigésimo anual Día de Protesta para Parar la Brutalidad Policial, la Represión y la Criminalización de una Generación. También se darán marchas semejantes por todo el país.

El viernes, 23 de octubre, vamos a llevar a cabo una acción directa no violenta. Cuando hablé de eso anteriormente dije que los detalles se divulgarían próximamente. Ya les voy a decirles un detalle grande. Esta acción se enfocará en cerrar esa carnicería, ese campo de concentración, esa prisión para deudores que es Rikers Island.

Y juntos, por la pura fuerza de números, a paralizar a Nueva York. Nos reuniremos en Washington Square Park y marcharemos a Columbus Circle, pasando por pleno Manhattan. Aplaudo a todo lo que los estudiantes han hecho al luchar para tener este programa, pero tengo que decirles que su trabajo no se ha acabado. Tienen que dedicar las próximas dos semanas de sus vidas a hacer realidad esta visión de una efusión impactante de resistencia en Nueva York para De Pie en Octubre. Necesitamos que ustedes inunden las redes sociales, no solamente luchando con todos sus conocidos en este plantel sino con todos sus amigos de la prepa, sus primos, tíos, todos los que conozcas en todas las otras universidades, corriendo la voz de estar presentes en Nueva York. Necesitan que donen dinero para que eso se realice y que recauden fondos para que se realice.

Voy a terminar con una nota personal. He estado luchando sobre el horror del asesinato policial durante décadas. He estado apuntando listas de nombres. Cooperé con este libro Vidas Robadas que Nicolás alzó. Tenemos un afiche con docenas de fotos de personas muertas por la policía. Cuando entró la edad de la computadora empezamos a hacer hashtags (almohadillas), pero empezamos esta lucha antes de que entrara la edad de la computadora. Hacemos hashtags en nombre de las mujeres y los hombres que han sido asesinados por policías.

Yo no quiero seguir haciendo hashtags. No quiero.

No quiero seguir añadiendo nombres a las listas de víctimas del asesinato policial.

No quiero seguir pegando más fotos a estos afiches.

¡Tenemos que ponerle alto, compañeras y compañeros!

Miren, tengo una nieta de ocho años. No quiero que ella crezca y que su generación todavía hable de que la policía sale impune y de qué vamos a hacer al respecto.

Tenemos que poner fin a esta situación. Es nuestra responsabilidad. De Pie en Octubre va a contribuir mucho a ese cambio. Así que lo que hace falta es que todos los presentes hagamos todo lo que podamos para hacer que De Pie en Octubre sea tan poderoso como tiene que ser y puede ser.

Y de ahí tenemos que hacer más. Es así de importante. Necesitamos a llegar a una situación en que la gente hable de la historia de los crímenes horripilantes que este sistema ha infligido al pueblo negro y otros pueblos oprimidos como decía Eve, y estarán hablando de la historia que haya terminado, no la historia que sigue haciendo eco y reverberando en el presente.

Estaremos hablando de eso en una situación en que la humanidad se haya emancipado.

Vamos a contribuir a hacerla realidad, compañeras y compañeros. ¡De pie en Octubre!


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net