worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Justicia para Abu Ghraib: suspenden juicio

Del Center for Constitutional Rights | artículo original
18 de abril de 2019

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 28 de abril de 2019

El juez Brinkema, el pasado 3 de abril, dio la orden de suspender el juicio programado para el 23 de abril. CACI busca una apelación acelerada de la decisión de que este contratista con fines de lucro no obtenga “soberana inmunidad de origen” por graves violaciones a la ley. El siguiente paso es una sesión informativa acelerada en abril y mayo, ante la corte de apelaciones del cuarto circuito, la quinta vez que este caso va a juicio. CCR ha luchado por mantener este caso con vida en estos 11 años de litigación porque sus clientes merecen justicia y compensación. Los sobrevivientes merecen que sus historias sean escuchadas y ver que CACI sea encontrado culpable por su papel en la tortura y violaciones de derechos humanos en la prisión iraquí de Abu Ghraib. La justicia requiere verdad y responsabilidad. CCR continuará la lucha. Manténganse al tanto.

Al Shimari v. CACI es una demanda federal interpuesta por el Center for Constitutional Rights (CCR por sus siglas en inglés) a favor de cuatro víctimas de tortura iraquíes en contra del contratista del gobierno estadounidense CACI International Inc. y CACI Premier Technology, Inc. La demanda asegura que la CACI dirigió y participó en conductas ilegales, incluyendo tortura, en la prisión iraquí de Abu Ghraib en donde fue contratada por los Estados Unidos para dar servicios de interrogación. Los cuatro clientes del CCR fueron retenidos en el “sitio duro” en Abu Ghraib en 2003-2004. Este caso es parte del esfuerzo del CCR para encontrar culpables por tortura y otras serias violaciones a la ley internacional resultado de la “guerra contra el terror” y la invasión de Irak.

La demanda fue originalmente interpuesta en contra de L-3 Services Incorporated (antesTitan Corporation), CACI International Inc., y Timothy Dugan, un ex empleado de CACI. CACI y L-3 Services eran los contratistas del gobierno responsables de los servicios de interrogación y traducción, respectivamente, en la prisión de Abu Ghraib y otras instalaciones en Irak. L-3 Services y Timothy Dugan fueron descartados en el caso en el 2008 y el proceso ha continuado contra CACI.

El caso, bajo el Alien Tort Statute (ATS por sus siglas en inglés) y la jurisdicción de cuestionamiento federal, presenta quejas que surgieron de las violaciones de leyes nacionales e internacionales que incluyen tortura, trato cruel, inhumano o degradante, crímenes de guerra, asalto y agresión, asalto sexual y violencia, imposición intencional de angustia, contratación y supervisión negligente e imposición intencional de dolor emocional. A través de esta demanda, los clientes buscan compensación de daños severos.

Nuestros clientes son civiles iraquíes que ultimadamente fueron liberados sin cargos de crímenes. Todos continúan sufriendo de heridas físicas y mentales causadas por tortura y otros abusos a lo que fueron expuestos. Aquí una breve descripción de los actos a los que fueron sometidos por los empleados de CACI y otros coconspiradores del gobierno:

Suhail Najim Abdullah Al Shimari fue detenido del 2003-2008, tiempo durante el cual fue retenido en la prisión de Abu Ghraib por dos meses. Mientras estuvo ahí, CACI y sus coconspiradores lo torturaron de varias maneras: choques eléctricos, privación de alimento, amenazas con perros y fue mantenido desnudo forzado a participar en actividades físicas hasta quedar exhausto.

Asa’ad Hamza Hanfoosh Zuba’e fue retenido en la prisión del 2003 al 2004. CACI y sus coconspiradores lo torturaron mientras estuvo detenido ahí sometiéndolo a agua extremadamente caliente y fría, golpeándolo en los genitales con palos, manteniéndolo en confinamiento solitario en condiciones de deprivación sensorial por casi un año completo.

Salah Hasan Nusaif Al-Ejaili, un periodista de Al Jazeera, estuvo detenido en Abu Ghraib por cuatro meses aproximadamente. Mientras estuvo ahí CACI y sus coconspiradores los desnudaron y mantuvieron así, lo amenazaron con perros, lo privaron de alimento, lo golpearon y mantuvieron en una celda en solitario en condiciones de deprivación sensorial. Lee sus entrevistas con Democracy Now! y BBC Witness.

Taha Yaseen Arraq Rashid fue retirado de caso en febrero del 2019. Estuvo retenido del 2003 al 2005 por tres meses en Abu Ghraib. Lo torturaron sometiéndolo a posiciones de estrés por períodos extendidos de tiempo, humillándolo, privándolo de oxígeno, alimento y agua, disparándole en la cabeza con una pistola paralizante, golpeándolo tan fuertemente que le rompieron las extremidades y sufrió pérdida de la vista. Mr. Rashid fue obligado a participar en actos sexuales con una mujer mientras estaba esposado y encadenado a las barras de la celda. También fue obligado a presenciar la violación de una prisionera.

Para más información acerca de responsabilidad por tortura por parte de contratistas militares privados, lee la ficha técnica de CCR.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net