worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Mientras que Trump saca a las tropas de Afganistán, las notorias unidades apoyadas por la CIA permanecerán

2019 0106-af

Marjorie Cohn, Truthout | 6 de enero, 2019

Copyright, Truthout.org. Reimpresión con permiso.

Haz click aquí para leer el artículo original en truthout.org

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 27 de febrero de 2019

Políticos y autoridades han criticado a Donald Trump por declarar que sacaría a las tropas de Siria y recortaría a la mitad a las fuerzas estadounidenses que se encuentran en Afganistán. James Mattis inmediatamente renunció como secretario de la defensa, mediante una carta a Trump que decía “Usted tiene derecho a tener un Secretario de Defensa cuyos puntos de vista se encuentren alineados con los suyos”.

Mientras el ejército asesina civiles en Siria y las fuerzas encabezadas por la CIA en Afganistán continúan cometiendo crímenes de guerra, parece que Trump está haciendo lo correcto en retirar a las tropas, pero la CIA permanecerá y continuará a crecer con fuerza una vez que las tropas se vayan. “Las fuerzas militares americanas se retirarán y el rol de la Agencia Central de Inteligencia solo crecerá en importancia”, de acuerdo con el The New York Times.

En diciembre 31, el Times describió una fuerza de ataque patrocinada por la CIA que opera “sin contención por reglas de campo de batalla que son diseñadas para proteger a los civiles, llevando a cabo redadas nocturnas, tortura y asesinatos con impunidad”. En el artículo, el periodista Mujib Mashal cita el reporte de las Naciones Unidas del 2018 que levantó preocupaciones acerca de “recuentos consistentes y creíbles de destrucción intencional de propiedad civil, detención ilegal y otros abusos”.

Mashal reporta que los abusos por parte de la CIA “activamente empujan a la gente hacia los talibanes” y cuando quedan pocas tropas estadounidenses “los ataques por parte de la CIA incrementan en una manera en la que un gran número de experiencias rurales afganas experimentan la presencia americana”. De hecho, Mohibullah, cuyo pariente fue asesinado cuando su hogar fue atacado por la fuerza de ataque, le dijo al Times que “no veía la diferencia entre una fuerza patrocinada por la CIA y el Estado Islámico si el resultado era ser atacado sin aviso alguno”.

Corte internacional: creencias razonables de crímenes de guerra por parte de los EE. UU en Afganistán

El otoño pasado, la fiscal en jefe de la ICC (Corte Criminal Internacional, cifras en inglés), Fatou Bensou pidió a cámara pre juicio de la corte, abrir una investigación formal por posibles crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos por las partes en la guerra de Afganistán, incluidos los estadounidenses.

La examinación preliminar de Bensouda encontró “una base razonable para creer” que “se cometieron, por parte de fuerzas militares de EE. UU, crímenes de guerra de tortura y tratos dolosos en Afganistán y en centros de detención secretos operados por la Agencia de Inteligencia Central, principalmente en el periodo del 2003-2004, aunque existen supuestos casos hasta el 2014”.

Bensouda comentó que estos crímenes “no fueron los abusos de unos cuantos individuos aislados” sino “parte de las técnicas de interrogación aprobadas en un intento de extraer inteligencia procesable de los detenidos”. Concluyó que “había razones para creer que los crímenes fueron cometidos para promover políticas que apoyaran los objetivos estadounidenses en el conflicto en Afganistán”.

Como su predecesor, la administración de Trump apoya el escape de la justicia para los criminales de guerra estadounidenses. En respuesta a las declaraciones de Bensouda, el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, le dijo a la institución de derechas, Federalist Society, que los EE.UU. castigaría a la ICC (por sus siglas en inglés) si ésta realizara una investigación completa de los americanos por crímenes de guerra en Afganistán.

Trump emitió una declaración en la que decía que si la ICC abría una investigación formal, él podría negociar “acuerdos más obligatorios y bilaterales para prohibirles a las naciones entregar personas de este país a la ICC”. Trump amenazó con prohibir a “jueces de la ICC y abogados que entraran a los Estados Unidos y sanciones a sus fondos en el sistema financiero nacional y procesarlos en el sistema criminal”. Él consideraría “tomar medidas en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para restringir los poderes de la Corte”.

Pero Bensouda no se intimidaría. Después del discurso de Bolton, ella declaró que la ICC es “una institución judicial imparcial e independiente” basada en el principio de complementariedad y que interviene únicamente cuando el país acusado no lo hace. Bensouda agregó “la ICC, como corte de ley, continuará a hacer su trabajo sin desanimarse, de acuerdo con esos principios y alcanzando más arriba, la idea de la ley”.

Mientras tanto, la ICC ha recibido una admirable cantidad de 1.7 millones de acusaciones de crímenes de guerra cometidos en Afganistán durante un periodo de tres meses terminando en enero del 2018. Algunas de estas acusaciones contemplan pueblos enteros.

Los EE.UU. debería de irse completamente de Afganistán y Siria

La senadora Elizabeth Warren (D-Massachusetts) es una de las pocas en el Congreso a favor de retirar todas las tropas de Siria y Afganistán. Ella le dijo a Rachel Maddow MSNBC “Creo que es lo correcto en Siria, y déjame añadir, creo que es correcto sacarlas también de Afganistán”. Warren, miembro del Comité del senado de servicios armados, dice que está en desacuerdo con la posición del “establecimiento de política exterior” de que las tropas deberían de permanecer “para siempre” en Afganistán.

Robert D. Kaplan, miembro senior de los dos partidos, en el Centro para una nueva seguridad americana, escribió para The New York Times que los Estados Unidos deberían de retirarse de Afganistán. “Ningún otro país en el mundo simboliza la decadencia del imperio americano como Afganistán”, opinó. “No hay virtualmente ninguna posibilidad de una victoria militar sobre los talibanes y una mínima chance de dejar atrás una democracia autosustentable. Estos hechos han sido difíciles de aceptar por la comunidad política de Washington. Es una extremidad vestigial del imperio y es momento de dejarla ir”. Mientras que Kaplan escribe, “pronto podría ser tiempo de que los EE. UU se vayan del país”, supuestamente incluye a la CIA y al ejército, en las fuerzas de retirada.

A pesar de la motivación de Trump para dejar Siria, es la decisión correcta, dice el catedrático de ley internacional Richard Falk. Pero, añade, Trump debería también terminar con los ataques aéreos y usar los recursos que se ahorren con el término de las operaciones militares, para ayudar a Siria a recuperarse del desastre humanitario provocado por siete años de guerra.

Falk atacó “la arrogancia geopolítica de Mattis” por su carta de renuncia en donde declaró que “los EE. UU siguen siendo la nación indispensable para el mundo libre”. Falk escribió “En serio. Esa opinión no es compartida ampliamente en la mayor parte del mundo. Mucha gente y líderes foráneos ahora se preocupan más acerca de lo que hace Estados Unidos que China o Rusia”.

La “casi universal condenación similar de demócratas y republicanos” del anuncio de Trump del retiro de fuerzas estadounidenses de Siria “dice menos de Trump de lo que hace acerca del estrecho de miras del establecimiento de su política exterior”, de acuerdo con el profesor de Columbia, Jeffrey D. Sachs escribe en Project Syndicate. Sachs disputa la noción de que los EE. UU han “estado en Siria (o Irak, Afganistán, Yemen, África, Libia o en cualquier otra parte de la región) debido a ISIS”. Sachs ve a ISIS como “más la consecuencia que una causa de la presencia estadounidense”.

Sachs nos desengaña de la noción de que los Estados Unidos, de Obama o de Trump, ha buscado sacar del poder al presidente sirio Bashar al-Assad para restituir la democracia en Siria, citando el apoyo que le han dado a la no democrática Arabia Saudita. “Los propósitos reales”, dice astutamente Sachs, “han sido la hegemonía regional estadounidense y las consecuencias reales han sido desastrosas”.

En una declaración que le siguió al anuncio de Trump, Veterans for Peace (VFP, por sus siglas en inglés), elogiaron la meta de un retiro total de las tropas de Siria, esperando que sería una retirada total de Afganistán y de la guerra saudí en Yemen también. “Es un tiempo importante para devanar todas estas trágicas, fracasadas e innecesarias guerras de agresión, dominación y saqueo”, declararon VFP. “Es tiempo para darle vuelta a la página y construir un nuevo mundo basado en derechos humanos, equidad y respecto mutuo para todos. Debemos construir el impulso hacia la paz duradera y real. Nada menos que la supervivencia de la civilización humana está en riesgo”.

En efecto, Estados Unidos debería de retirar todas sus fuerzas militares, incluyendo la CIA, de Afganistán. Todas las tropas deberían ser retiradas de Siria y todos los bombardeos deberían de terminar. El gobierno debería de reparar lo que ha destruido en estos dos países.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net