worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Nos encontramos en una encrucijada:
Lo que está en juego es el futuro de la humanidad

El discurso de Andy Zee como parte del lanzamiento oficial el 11 de abril del Llamamiento a la Acción de la Primavera de 2018 de Rechazar el Fascismo

18 de abril de 2018

Lo siguiente es el texto de un discurso que dio Andy Zee —portavoz de Libros Revolución y un co-iniciador de Rechazar el Fascismo— como parte de la transmisión en vivo del anuncio del nuevo llamamiento a la Acción de Rechazar el Fascismo y de los planes de las próximas semanas y meses.

Estamos acercándonos a una encrucijada. Hoy, Rechazar el Fascismo plantea ante el mundo la dura verdad de que el régimen de Trump y Pence es un régimen fascista que está, paso a paso, armando un Estados Unidos fascista. Y también de que hay una manera de ponerle fin, un camino que requiere valor, convicción y determinación. Hay mucho en juego y eso nos enfrenta agudamente esta tarde en que nos reunimos, porque el régimen de Trump y Pence está al borde de DOS SALTOS IMPORTANTES QUE TAMBIÉN LE PLANTEAN UNA ENCRUCIJADA EN EL CAMINO A LA GENTE DE ESTADOS UNIDOS, CON MUCHO EN JUEGO PARA TODA LA HUMANIDAD.

Primero, si Trump actuara para despedir al fiscal especial Mueller, lo que mostraría que el régimen de Trump y Pence se considera por encima de la ley, esto pondría el reto ante la gente estadounidense a decidir si está o no está dispuesta a seguir el camino hacia el fascismo. Si aceptan semejante maniobra de Trump —aunque salgan a la calle por un día, para luego regresar a lo acostumbrado—, eso dará la señal al régimen de Trump y Pence y sus patrocinadores poderosos que pueden triturar el estado de derecho; que no nos pondremos en su camino mientras se consolidan todo el poder en sus manos y se maniobran para imponer un Estados Unidos fascista al mundo. Ya de por sí Trump se siente muy presionado, y si despidiera a Mueller, se le intensificaría tremendamente la presión de avanzar rápidamente para oprimir la oposición en los niveles más altos del gobierno y en toda la sociedad. ¿Cumpliremos con este reto?

Dos, Trump ya ha sacado a todos los miembros de su círculo más cercano que eran menos obedientes o algo de titubeantes, y ha forjado un cabal fascista por la guerra y la tortura, intensificando gravemente el peligro de la guerra — incluida la guerra nuclear. Nominó a Gina Haspel para jefa de la CIA, una criminal de guerra, una torturadora, que ordenó encubrir sus crímenes. Nominó a Mike Pompeo para secretario de Estado; es un líder fascista del “Partido del Té” conocido por su salvaje odio al islam y su defensa de guerra y de tortura. Y John Bolton, que ya es el nuevo asesor de seguridad nacional, era un arquitecto clave de la guerra en Irak y las mentiras con las que la justificaron, y es un belicista sediento de sangre que aboga por “eliminar” preventivamente a Corea del Norte y plantea una teoría “jurídica” falsa para justificar semejante crimen de guerra. Bolton también escribió en el New York Times, “Para detener la bomba de Irán, bombardee a Irán”. El régimen de Trump y Pence se está emperrado en abandonar el acuerdo con Irán y en desatar aún más a Israel y Arabia Saudita como perros de ataque en el Oriente Medio, lo que intensificaría mucho más el peligro de guerras aún más amplias y más mortíferas. ¿Tienen ustedes, tenemos nosotros, un concepto de los horrores que conllevarían semejantes actos, y tenemos una responsabilidad al respecto?

Sin embargo, tras esos nombramientos al gabinete, no hay ninguna protesta. Cero: aunque no es ni siquiera un “secreto a voces” que el régimen de Trump y Pence se confabula para una guerra en grande… esto está en sus miras y es lo que planean.

ASÍ QUE, AQUÍ TAMBIÉN HAY UNA ENCRUCIJADA PARA LOS ESTADOUNIDENSES: ¿ACEPTARÁN USTEDES, ACEPTAREMOS NOSOTROS, LA LÓGICA Y LAS MENTIRAS QUE ELLOS PRETEXTARÁN PARA MATAR POTENCIALMENTE A MILLONES DE PERSONAS? Este es el costo humano que John Bolton ha dicho explícitamente que valdría la pena para que Estados Unidos eliminara las armas norcoreanas. ¿O la moral de ustedes se ha intoxicado tanto por la ideología de “Estados Unidos Ante Todo”, o por la comodidad de su vida, que no SE PONDRÁN DE PIE Y ACTUARÁN? ¿Creemos que la vida de los estadounidenses sea más importante que la vida de otras personas? ¿Nos pondremos a la altura de lo que la historia y la humanidad nos reclaman, nos lanzaremos a las calles para exigir un alto a estas maniobras bélicas y actos de guerra, y que se saquen del poder al régimen de Trump y Pence?

El Llamamiento a la Acción de 2018 de Rechazar el Fascismo, lo que en seguida presentaremos, dice directamente: “Si nos adaptamos a la injusticia de este régimen, NO PREGUNTE CÓMO EL PUEBLO ALEMÁN PUDO HABER ACEPTADO AL NAZISMO EN LOS AÑOS 1930”.

Estas dos encrucijadas —la posibilidad de que Trump cometa un acto decisivo para afirmar que él y su régimen están por encima de la ley, y el peligro actual de una GUERRA intensificada— se interactúan y se alimentan. La pregunta es: ¿LO ACEPTAREMOS? ¿O NOS UNIMOS —MUCHOS SECTORES DISTINTOS DE LA SOCIEDAD CON MUCHOS PUNTOS DE VISTA DIFERENTES— PARA PONERLE FIN MEDIANTE LA PROTESTA MASIVA NO VIOLENTA QUE NO SE DETENGA HASTA QUE SE SAQUE DEL PODER A ESTE RÉGIMEN ILEGÍTIMO, ILEGAL E INMORAL?

Durante más de 14 meses, RECHAZAR EL FASCIMO ha afirmado, a base de un análisis sustancial, que lo que enfrentamos es un RÉGIMEN y no simplemente la peor de las administraciones reaccionarias del Partido Republicano, sino un régimen que está reestructurando radicalmente la sociedad con un rumbo fascista. Y que la única manera de pararlo es por medio de protestas sostenidas, masivas y no violentas en ciudades por todo Estados Unidos — protestas que no se detengan hasta que se saquen del poder al régimen de Trump y Pence.

Sin embargo, a los millones de personas que aborrecen desde el fondo del corazón a este régimen, les dicen los dirigentes del Partido Demócrata y los que lo representan que hay una manera más fácil de parar a Trump: elegir a los demócratas al Congreso. A usted le planteamos: si esta es su estrategia, usted no está captando que esto es un régimen fascista. Si usted califica el horror de Trump como otro columpio del péndulo nada más, y considera la votación a mitad de legislatura como la repuesta, pues callará la protesta. Su ola azul (color de los demócratas) arrastrará a usted a golpearse contra las rocas de un régimen que no se parará ante nada.

Es más, si usted lograra elegir a una Cámara de Representantes con mayoría demócrata, ¿qué pasará? Los dirigentes demócratas ya han descartado la opción de un juicio político. No tienen ninguna respuesta sobre qué hacer con Pence y todo el movimiento fascista. Y, vamos al grano, para los dirigentes del Partido Demócrata, su disputa con Trump y Pence se limita a cómo gobernar y avanzar los intereses del imperio yanqui. ¿Realmente cree que, si Estados Unidos lanza bombas en el Medio Oriente o contra Corea del Norte, estos dirigentes del Partido Demócrata harán algo que no sea participar en los ataques, o competir para encabezar una ola de chovinismo estadounidense? Al hacerlo, allanarán aún más el camino para que el régimen de Trump y Pence consolide su poder. Recuerde que todos los dirigentes demócratas han prometido “trabajar” con Trump cuando puedan. ¡NO! No trabajas con fascistas, no normalizas a fascistas.

La razón porque lo calificamos de fascismo no es para movilizar a la gente con exageraciones. Pero consideren: ¿Cómo se lo calificaría cuando satanizan y atacan a gente porque son: inmigrantes, negros, mujeres, gente LGBTQ, refugiados, musulmanes, judíos, deshabilitados, indígenas, y a toda persona que se oponga al principio del régimen: “Un Estados Unidos Blanco Ante Todo”? ¿Cómo se lo calificaría cuando desechan libertades civiles y derechos demócratas básicos? Pues se lo califica del fascismo. No debemos esquivarlo sino que hacer frente a la realidad y unirnos para decir ¡NO! Visiten RefuseFascism.org para aprender más, donar, firmar el Llamamiento y tomar parte.

En conclusión, reitero, estamos en una encrucijada. Lo que está en juego es el futuro de la humanidad. En este momento el régimen de Trump y Pence enfrenta la necesidad intensificada —a nivel nacional e internacional— de reestructurar radicalmente la gobernación y las relaciones internacionales de Estados Unidos, triturando las normas. Han avanzado bastante en convertir en política su programa fascista de “Estados Unidos Ante Todo” y “Hacer que Estados Unidos vuelva a tener grandeza”. El peligro de guerra, potencialmente guerra nuclear, y de que este régimen adopte enseguida y “a martillazos” nuevas leyes más draconianas que quiten derechos civiles y democráticos, significa que debe haber una verdadera urgencia en nuestros esfuerzos para organizar y forjar unidad. No podemos predecir cuándo el régimen de Trump y Pence habrá hecho un salto cualitativo en la consolidación del fascismo. Sin embargo, reconocemos que lo que ya han puesto en marcha requiere que toda persona que SE NIEGA a vivir en un Estados Unidos fascista se una con Rechazar el Fascismo y juntos debemos esforzarnos al máximo para forjar el tipo de lucha que convoca el Llamamiento de Acción de 2018 de Rechazar el Fascismo. Y, como parte de llegar a ese punto, todas las personas, todas las organizaciones, no debemos permitir que este régimen lance una guerra, un bombardeo masivo, ni que subvierta el estado de derecho despidiendo el fiscal especial, y debemos tomarnos las calles.

¡Esta pesadilla tiene que terminar, el régimen de Trump y Pence tiene que marcharse!

En nombre de la humanidad, ¡nos NEGAMOS a aceptar a un Estados Unidos fascista!


Lea el Llamamiento a la acción

Descargue el PDF del Llamamiento

Sume su nombre al Llamamiento a la Acción


Fuente: Revolución


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net