worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

El Gobierno de EEUU niega la renovación del pasaporte a hispanos estadounidenses en la frontera

Los acusa de haber usado certificados de nacimiento falsos y de no ser ciudadanos de EEUU.

Redacción El HuffPost
29 de agosto de 2018

Efe

Dos agentes miran los pasaportes en la frontera con México en El Paso (Texas).

JOE RAEDLE VIA GETTY IMAGES

Dos agentes miran los pasaportes en la frontera con México en El Paso (Texas).

El Gobierno de EEUU está negando la renovación del pasaporte a cientos, posiblemente miles de hispanos en áreas fronterizas con México, acusándolos de haber usado certificados de nacimiento falsos desde que eran bebés, ha informado el diario The Washington Post.

El rotativo, que ha elaborado su investigación a partir de entrevistas con afectados y abogados, asegura que existe un cambio en la política de renovación de pasaportes de EEUU, aunque el Departamento de Estado niega cualquier tipo de variación en los protocolos vigentes.

"El Departamento no ha cambiado su política ni sus prácticas con respecto a las solicitudes de pasaportes", ha dicho a Efe un funcionario de la diplomacia de EEUU bajo condición de anonimato.

No obstante, de acuerdo al periódico, algunos hispanos que han tratado de renovar sus pasaportes se encuentran en centros de detención para inmigrantes e incluso están en proceso de deportación, aunque el diario no ha ofrecido más detalles.

Otros están atrapados en México y no pueden regresar a Estados Unidos porque sus pasaportes han sido revocados sin previo aviso cuando trataban de volver a sus hogares. The Washington Post afirma que la mayoría de los casos se están produciendo en el sur de Texas, en la frontera con México.

Cita como ejemplo a Juan, de 40 años, que no pudo renovar su pasaporte estadounidense aunque su certificado de nacimiento muestra que nació en Brownsville (Texas). Ha recibido una carta del Departamento de Estado, en la que se le informaba de que no creían que fuera ciudadano de EEUU.

Obama ya lo hizo

Según el Post, el Gobierno defiende que, entre la década de los 50 y los 90, algunas matronas y médicos en la frontera entre México y el estado de Texas dieron certificados estadounidenses falsos a niños que, en realidad, habían nacido en México.

En una serie de juicios en los años 90, varios médicos reconocieron que habían elaborado certificados de nacimiento falsos.

En base a esas sospechas, bajo el Gobierno de Barack Obama el Departamento de Estado comenzó a negar pasaportes a algunas personas que habían nacido en el Valle del Río Bravo ayudados por matronas, muchas veces en casa ante los elevados costes de los hospitales estadounidenses.

En 2009, el Ejecutivo de Obama y la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EEUU en la defensa de los derechos, llegaron a un acuerdo judicial y se redujo el número de pasaportes que revocaban las autoridades.

Ahora, bajo el Gobierno de Donald Trump, esta política parece haber resurgido, apunta el Post.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net