worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

El gobierno de Obama se niega de nuevo a decirle a un tribunal si el programa de aviones no tripulados de la CIA existe

Glenn Greenwald
17 de febrero de 2013

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
26 de febrero de 2013

No es nuevo que el gobierno estadounidense sistemáticamente abuse de su poder para mantener en secreto un asunto para proteger así sus acciones de la opinión pública, la rendición de cuentas y la revisión judicial. Pero a veces que este abuso es tan extremo, tan evidente, que merece la pena tomar nota, ya que revela que su preocupación por la seguridad nacional es una auténtica vergüenza.

Este es el caso con el comportamiento del Departamento de Justicia de Obama en la demanda presentada por la ACLU contra la CIA para obligarla a responder a la petición del Acta de Libertad de Información (FOIA) de la ACLU sobre su programa de asesinatos. Esta solicitud de la FOIA no busca nada especial sino solo la información más básica sobre el programa de "asesinatos selectivos", tales como "la supuesta base legal para llevar a cabo los asesinatos selectivos; algunas restricciones sobre las personas que pueden ser seleccionadas; las bajas civiles; algunos límites geográficos del programa; el número de asesinatos selectivos llevados a cabo por la agencia".

Todo el mundo sabe que la CIA tiene un programa de asesinatos selectivos por el que usa aviones no tripulados para bombardear y lanzar misiles sobre aquellos que quiere matar, incluidos ciudadanos estadounidenses. Esto se discute abiertamente en los medios de comunicación.

Funcionarios claves de Obama, incluyendo al propio presidente, no solo hacen declaraciones selectivas sobre el programa sino que alardean abiertamente sobre sus supuestos éxitos. Leon Panetta, el director de la CIA, dijo publicamente en 2009 al ser preguntado por el programa de aviones no tripulados de la CIA: "Creo que es suficiente decir que esas operaciones han sido muy efectivas porque han sido muy precisas". En 2010, Panetta, hablando con el Washington Post, elogió el programa de aviones no tripulados de la CIA en Pakistán como "la operación más enérgica en la que la CIA ha estado involucrada en toda su historia". Esto es solo una pequeña muestra de los halagos de los funcionarios de Obama sobre este programa (para ver más, miren aquí entre las páginas 15 y 28).

A pesar de todo eso, el Departamento de Justicia de Obama no solo ha rechazado desde el inicio entregar los documentos requeridos sobre el programa de aviones no tripulados sino que incluso rechazan decir si estos documentos existen. Lo hacen insistiendo en que la existencia de algo como un "programa de aviones no tripulados de la CIA" es también un secreto, y por eso, no pueden ni admitir ni negar si poseen algún documento de los que solicita la FOIA: "el propio hecho de saber si existen o no esos documentos, es secreto", repite el Departamento de Justicia de Obama una y otra vez como un mantra hipnótico kafkiano.

Conforme a las exenciones 1, 3 y 5 de la FOIA, 5 U.S.C. § 552(b)(1), (3) y (5), la Oficina del Asesor Jurídico ni confirma ni niega la existecia de los documentos descritos en su solicitud. No podemos hacerlo porque el propio hecho de la existencia o no de tales documentos es secreta, está protegida de su publicación por la ley y es información privilegiada.

Incluso tras la declaraciones públicas sin fin del presidente discutiendo y alabando el programa de aviones no tripulados, el juez federal que presidió el juicio el pasado septiembre, aplazó sumisamente (como es habitual) las reclamaciones de secreto del Departamento de Justicia y desestimó la demanda de la ACLU. La jueza, Rosemary Collyer, dictaminó que todas las declaraciones públicas citadas por la ACLU por las que los funcionarios de Obama alardeaban del programa de aviones no tripulados no constituían un reconocimiento oficial de que la CIA (generalmente al contrario que otros gobiernos) tenía un programa de aviones no tripulados. La ACLU ha apelado esta decisión.

Ya eran ridículas antes las declaraciones de secreto del Departamento de Justicia, pero ahora han alcanzado proporciones de Alicia en el País de las Maravillas. La semana pasada, el candidato de Obama a liderar la CIA, John Brennan, pasó horas y horas delante del Comité de Inteligencia del Senado alabando el programa de asesinatos selectivos de la CIA y discutiendo la supervisión que haría de este programa como director de la CIA. Después, Mike Rogers, Jefe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes fue a Face the Nation e hizo lo mismo. Cuando le preguntaron si "el gobierno había sido sincero con el Congreso al compartir la información sobre cuales son las reglas en el uso de" aviones no tripulados, el republicano Rogers respondió: "Cada mes mi comité tiene que ir a la CIA a revisarlo. Yo, como jefe, reviso cada ataque aéreo que hacemos contra el terrorismo, tanto desde el lado civil como del militar cuando se trata de ataques terroristas".

Un reconocimiento más claro y más definitivo por parte del gobierno de EE.UU. de que la CIA tiene un programa de aviones no tripulados es imposible de imaginar. Como resultado, a finales de la semana pasada, la ACLU escribió una carta a la corte de apelaciones, donde su caso está ahora pendiente de notificar a la corte sobre estos nuevos reconocimientos. En concreto, según la ACLU, Brennan y los miembros del comité "discutieron ampliamente varios aspectos del programa de asesinatos selectivos de la CIA, incluyendo el papel del "director de la CIA en el proceso de aprobación" para los asesinatos selectivos en el extranjero". Además, Rogers abiertamente "discutió la supervisión mensual de su comité del programa de asesinatos selectivos de la CIA". Ahora, simplemente no existe forma de negar de buena fe que el gobierno de EE.UU ha reconocido pública y oficialmente el programa de aviones no tripulados de la CIA.

Pero la buena fe no es un impedimento para el Departamento de Justicia de Obama cuando se refiere al abuso del poder de tener secretos. Esta mañana, el Departamente de Justicia envió una carta al juzgado respondiendo a la de la ACLU. Incluso después de los acontecimientos de la semana pasada, tienen la audacia de reclamar que incluso la pregunta de si existe un programa de aviones no tripulados de la CIA tiene que ser rechazada. El Departamento de Justicia alega (de forma completamente falsa) que la ACLU "no identifica ninguna declaración en la que el señor Brennan supuestamente confirme la implicación de la CIA en el uso de vehículos no tripulados para "asesinatos selectivos", sino simplemente citó "discusiones generales de "asesinatos selectivos" que no implican la involucración de ninguna agencia en particular". Rechazan las admisiones del Presidente Rogers sobre la base de que las "declaraciones hechas por miembros del Congreso no constituyen una declaración oficial del Poder Ejecutivo".

Basta con pensar sobre esto: Obama y sus ayudantes se jactan a menudo del programa de aviones no tripulados para que el presidente parezca un papá-protector, un tipo duro. Alguien del gobierno reveló la semana pasada a la NBC News un "informe" enviado por el Departamento de Justicia de Obama al Congreso que pretende justificar legalmente el programa de asesinatos de la CIA. Todo el mundo sabe y se está debatiendo ahora si la CIA debería hacer esto o no.

Pero lo que se está perdiendo en el debate es la información más básica sobre lo que hace la CIA e incluso su justificación legal para hacerlo. El gobierno de Obama todavía rechaza revelar públicamente el memo OLC que supuestamente autorizaba (llegaron a un acuerdo hace dos semana para hacerselo llegar solo a ciertos miembros del Congreso sin la presencia de otro personal, por lo que todavía mantienen "secreta la ley"). Ocultan todo esto (y por lo tanto evitan la rendición de cuentas más básca y democrática) basandose en la indescriptiblemente cínica y estupida pretensión de que ellos no pueden confirmar o denegar la existencia del programa de la CIA sin poner gravemente en peligro la seguridad nacional.

Esto es una perversión absoluta del derecho a tener secretos. Incluso entre los amigos del DC que defienden el comportamiento del gobierno de EE.UU., le será muy difícil a uno encontrar a alguien que defienda lo que están haciendo aquí. El gobierno de Obama va diciendo a los periodistas lo grande, preciso y devastador que es el programa de asesinatos de la CIA, y después dice a los jueces que no es posible hacer ninguna revelación porque no pueden confirmar de forma segura al juez que el programa existe.

Este flagrante abuso del derecho a tener secretos es a la vez orwelliano y tiránico. Tiene el efecto de bloquear la más mínima transparencia sobre la pregunta más consecuente: la autoridad del gobierno para ejecutar a quien quiera sin cargo, lejos del campo de batalla, en el más absoluto de los secretos. Esto demuestra de nuevo que un secreto gubernamental excesivo es una amenaza infinitamente más grande que las revelaciones no autorizadas. Esto es por lo que necesitamos proyectos de transparencia radical y más denunciantes decididos. Y es por eso por lo que nadie debería respetar las afirmaciones de secreto del gobierno de Obama o creer las afirmaciones que hacen sobre la seguridad nacional. ¿Qué más hay que hacer para probar lo poco reales que son estas afirmaciones?

El uso en suelo estadounidense

La semana pasada, la revista Esquire a traves de Charles Pierce señalaba que Brennan, en su audiencia de confirmación, rechazó decir si el gobierno de EE.UU. tiene el poder de señalar a ciudadanos estadounidenses para ser ejecutados sin cargos incluso en suelo estadounidense. Ayer, el senador republicano Rand Paul, que usó su discurso en el Estado de la Unión para denunciar "las listas secretas de ciudadanos estadounidenses que podían ser asesinados sin juicio", dijo que bloquearía la confirmación de Brennan "hasta que Brennan declare si cree que los EE.UU. tienen autoridad para usar aviones no tripulados para llevar a cabo asesinatos selectivos de estadounidenses, en los EE.UU"

Para entender lo radical que es el gobierno de Obama en lo relativo al secreto de Estado, pensad sobre el hecho de que se niegan incluso a contestar esta pregunta.

Este artículo apareció en el blog de Glenn Greenwald en el Guardian UK.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net