worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Los psicólogos de Spokane no deberían de ser acusados por los métodos de interrogación diseñados por ellos, incluyendo submarino, dice la defensa

Martha Bellisle
The Seattle Times
21 de julio de 2017

ACLU reta esa declaración, diciendo que esos psicólogos deberían ser encontrados responsables y culpables de los métodos que diseñaron después del 11/9, incluyendo submarino y golpizas. Se presentará el viernes en el tribunal federal de distrito en Spokane.

Los dos psicólogos que ayudaron a crear los métodos fuertes de interrogación para la CIA usados en la guerra contra el terror, deberían ser encontrados tan libres de responsabilidad como el trabajador de una compañía que vendía veneno para los nazis usado en los campos de concentración, dice el abogado en un intento para anular la demanda presentada por parte de ex detenidos.

El Unión Estadounidense por las Libertades Civiles reta esas declaraciones, diciendo que los psicólogos deberían de ser encontrados culpables por los métodos diseñados posteriormente a los ataques del 11 de septiembre, incluyendo submarino y golpizas. Se presentará el viernes en el tribunal federal de distrito en Spokane.

Se determinará si la demanda terminará en juicio, cuya fecha se programó para el 5 de septiembre. El juez podría decidir que los psicólogos son culpables de ayudar y facilitar tortura y no se necesitaría un juicio. Podría, también, descartar la demanda o limitar el seguimiento de las acusaciones.

Así como los técnicos del gas venenoso fueron liberados de cargos por ayudar a los Nazis, los psicólogos de Spokane, James Mitchell y Bruce Jessen eran contratistas independientes sin autoridad para “controlar, prevenir o modificar” el uso de métodos y técnicas de interrogación mejoradas, dice su abogado.

Desafiando ese argumento se encuentra Dror Ladin, un abogado del Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, quien presentó una demanda por parte de tres ex detenidos: Suleiman Abdullah Salim, Mohamed Ahmed Ben Soud y un representante de Gul Rahman, quien murió en custodia.

Ellos fueron sujetos a ataques físicos, privación del sueño, a estar de pie por días en pañales con sus brazos amarrados arriba de la cabeza, baños de agua helada y a encierro en cajas.

“De hecho, los tribunales de Nuremberg, que juzgaron a los nazis y a sus colaboradores después de la segunda guerra mundial, establecieron la regla opuesta: contratistas privados son culpables cuando toman la decisión de proveer medios ilegales y ganar dinero de los crímenes de guerra ejecutados”, comenta Ladin.

El dueño de la compañía que desarrolló el gas venenoso para los nazis fue ejecutado después de la guerra.

Mitchell y Jessen, inventaron “métodos de tortura”, personalmente los probaron en el primer prisionero de la CIA y formaron una compañía que recibió $81 millones de dólares para poner en práctica su programa, dice Ladin.

“Hacer dinero mediante la decisión de suministrar herramientas para torturar no es simplemente hacer negocio”, Ladin comenta, “es ilegal”.

Los abogados argumentan que ellos esperaban “prevenir otro catastrófico ataque contra los Estados Unidos”.

Cuando la CIA les pidió ayuda para interrogar a Abu Zubaydah, un detenido de “alto valor”, Mitchell sugirió métodos utilizados por décadas en una escuela de Fuerza Aérea de los Estados Unidos, dice su abogado. Cuando la CIA pidió más detalles, Mitchell involucró a Jessen.

Estas técnicas fueron diseñadas para motivar a una persona a dar información, “mientras evitaba daño físico permanente o profundo y experimentaba fuerte cambio de personalidad”, dice el abogado defensor. Mitchell y Jessen “nunca actuaron más allá de lo contratado por la CIA”, continúa su abogado.

Mencionaron la demanda sobre el derrame de petróleo en el Golfo de México en el 2010, en donde los contratistas federales recibieron inmunidad por las leyes de limpieza de aguas por daños provocados por sus acciones mientras se apegaron a las directivas del gobierno.

En este caso, el Congreso le dio poder al presidente para responder a amenazas terroristas y él dirigió el centro nacional contra el terrorismo para capturar e interrogar a operativos de al-Qaida. La CIA contrató a los psicólogos. Así, la inmunidad del gobierno se extiende a Mitchell y Jessen y la demanda debería ser descartada, sus abogados declaran.

ACLU menciona que es moral y legalmente necesario encontrar a estos hombres culpables.

Mitchell ayudó a implementar técnicas usadas por Zubaydah que empezaron con extrema privación de sentidos, métodos cohesivos para instalar miedo y desesperación, una “fase agresiva” que incluía ataques, submarino y encierro en cajas que parecían ataúdes, dice ACLU.

Zubaydah “lloraba, rogaba, pedía, vomitaba, temblaba, se movía y se volvió histérico que no podía comunicarse”, el abogado del grupo demandante explica.

Para el 2003 los métodos de los psicólogos fueron formalizados en instrucciones enviadas a prisiones secretas de la CIA en conde estuvieron detenidos y fueron torturados los demandantes, dice ACLU. Mitchell y Jessen participaron en algunas interrogaciones, mencionan los abogados.

Cuando Jessen observó prolongados ataques físicos en Rahman, su reacción fue “valió la pena intentarlo” y sugirió alteraciones que podrían ser más efectivas, explica ACLU. Después de esas modificaciones, Rahman “con inanición, sin dormir y congelándose”, murió de hipotermia.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net