worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

¡Debemos llegar a los trabajadores de las gigantes de la tecnología, ya!

Richie Marini | 13 de julio de 2018

googledrones

El pasado 26 de junio, un pequeño grupo de miembros de El Mundo no Puede Esperar, Know Drones, Rechazar el Fascismo (refusefascism.org) y World Beyond War montamos una réplica del drone Reaper del ejército norteamericano de 8 pies de largo afuera de las oficinas de Google en la ciudad de Nueva York.

¿Por qué? Porque Google está desarrollando algoritmos de reconocimiento usando inteligencia artificial para el ejército, como parte del proyecto llamado “Maven”, que se utilizará con los drones militares.

Actualmente, estas máquinas mortales son controladas por control remoto por miembros del ejército estadounidense que observan desde monitores computarizados, como si estuvieran jugando con vídeo juegos, excepto que están matando gente en la vida real y causando un muy real “daño colateral” con la matanza de civiles inocentes. Ahora, gracias a Google y los algoritmos de reconocimiento con inteligencia artificial que desarrollaron, los drones pueden detectar, sugerir y escoger objetivos de manera voluntaria.

Más de 3,000 trabajadores de Google se organizaron y exigieron a su empresa que terminara su participación en el Proyecto Maven. Presionaron de tal manera al gigante tecnológico que se vió forzado a hacer una declaración de término de participación en el proyecto. Sin embargo, al poco tiempo nos enteramos que Google estaba apostando por algo llamado Joint Enterprise Defense Infrastructure” (JEDI).

Ahora más que nunca es importante que esos 3,000 trabajadores de Google sean una cifra más grande

Por mucho que queramos pensar en Google como algo especial, no como una compañía ordinaria, sino como un tanque de pensamiento innovativo y pionero del futuro, sigue siendo una empresa corporativa. Así, tiene que competir con otros gigantes como Amazon, Microsoft, Salesforce, entre otros. Todos ellos también compiten por los mismos contratos militares. Así que mientras Google se retractó, por ahora, gracias a la presión de sus empleados, no se detendrá. Podrá añadir capas de distracción, podrá cortar lazos con el proyecto en varios sentidos para que sus trabajadores no sepan, pero no podrá dejar a su competencia obtener el negocio. Eso sería suicidio. Dentro del sistema capitalista tiene que competir para sobrevivir o morir. Google no ha existido siempre y no tiene que estar para la eternidad. AOL y Yahoo! fueron los “Googles” de su época.

La guerra no debería ser un modelo viable de negocio

De hecho, Google y otros gigantes de la tecnología son parte de una gran batalla geopolítica. Los Estados Unidos compiten por el dominio mundial. Gigantes como Google, Amazon, Microsoft y Salesforce se benefician enormemente con el liderazgo económico de Estados Unidos como fuerza mundial, lograda a través de la fuerza militar. EE.UU. tiene alrdedor de 800 bases militares en todo el mundo. Existe un beneficio directo para estos gigantes tecnológicos en ayudar al país a mantener ese dominio…para lograr el “Hacer que Estados Unidos vuelva a tener grandeza”. Por lo tanto, estos gigantes, contribuyen y son cómplices en ayudar a los Estados Unidos a librar las guerras para el imperio ya que no pueden competir únicamente con innovación. Este país no surgió como el líder económico y fuerza mundial a través de la innovación tecnológica y la competencia industrial. Adquirió su fortuna y su fuerza a través de cientos de años de esclavitud forzada y mantiene su posición el día de hoy con el uso de la fuerza militar.

Hegemonía americana y el atractor fascista

Estos titanes corporativos que se benefician de la hegemonía americana y contribuyen a esta para sostenerse, confían en una fuerza laboral apática y, en muchos casos, suprimirán y eliminarán a quien sea que se les oponga. De hecho, muchas de estas corporaciones han sido cómplices de los programas de vigilancia masiva. Empleados de estos gigantes no deben aceptar esta agenda. Solo se hará más difícil resistirse mientras el fascismo se consolida bajo esta administración y la futura. Esta tendencia no tiene que ver con algún partido político en especial. Después de todo, Obama expandió varias de las doctrinas de la era Bush. Los estadounidenses deben tomar una posición y oponerse a que continúen las guerras más largas en la historia de los Estados Unidos en su nombre a expensas del resto del mundo. Es importante que las víctimas de la política exterior estadounidense vean a los americanos levantarse. De otra manera, podrían vernos como cómplices de lo que nuestro gobierno y líderes corporativos están haciendo. Es, por esta razón, que todos debemos unirnos y tomar una posición en contra de la consolidación del fascismo que en los Estados Unidos.

La esperanza de que estos 3,000 trabajadores de Google que firmaron la petición para que su empresa dejara de contribuir a los ahora 17 años de guerra sin fin, continuará si su protesta crece más allá de Google a otras compañías involucradas.

No es algo fácil de lograr. La mayoría de los empleados de Google, por lo que pudimos observar, eran muy jóvenes. La mayor parte de su vida adulta, los Estados Unidos han estado en guerra con el mundo, así que esto es normal para ellos. Las guerras estadounidenses sin fin que se libran diariamente son solo el sonido del fondo para muchos. No pueden escuchar los sonidos de las bombas a través de sus audífonos de Google. No pueden oír los gritos de las mujeres y niños inocentes atrapados en el daño colateral causado por la guerra.

Es nuestro trabajo, como activistas y organizadores, salir a las calles y conectarnos con la gente para hacerles saber que hay una red de personas allá afuera con las que se pueden contactar. Es nuestro trabajo ayudarles a amplificar su mensaje.

Nick Mottern de knowdrones.com me citó en este reporte diciendo:

“Se trata solo de dejar que gente con la misma mentalidad sepa que hay otra gente con la misma mentalidad con la que se pueden conectar en varios sentidos. Aunque signifique que solo pocas personas más sepan acerca de knowdrones.com, podrían revisar la página de vez en cuando y/o compartirla. Significa más ojos y oídos apuntados hacia nosotros, aunque sea solo una conexión más. Eventualmente, una de estas conexiones se convertirá en una red de comunicación a través de la cual viajará la información. Cuando el nivel de conexiones alcance un valor crítico, cosas como las acciones, podrán surgir”.

Ese día repartimos 500 volantes con la esperanza de conectar los puntos para aquellos que no están conscientes, con la esperanza de reavivar a quienes lo están para que sigan organizando y resistiéndose. Nuestra meta era hacerles saber a los que se resisten, que estamos aquí para apoyarlos, para ellos, y que queremos conectarnos con ellos. Algunos empleados se detuvieron a hablar con nosotros y expresaron su preocupación acerca de lo que Google estaba haciendo y que no les gustaba.

Si tomas la decisón de ignorer o voluntariamente evitar confrontar la situación, te conviertes en parte del problema.

Sin embargo, algunos empleados pasaron junto a nosotros ignorándonos, apáticos. Lo que estos individuos apáticos no se dan cuenta es lo 17 años de guerra, tortura y bombardeos con drones ha sido en su nombre. En esta era de información, no es aceptable ignorar lo que pasa en el mundo. Si eres apático, has decidido serlo y esa decisión te hace cómplice.

Un llamado a la acción

Este evento de la semana pasada en Goggle Nueva York, fue una cosa sencilla de hacer. Solo necesitas 2 ó 3 personas y algunas pancartas. Te invito a encontrar una oficina de Google, Amazon o Microsoft cercana y ayudar a apoyar, organizar y propagar el mensaje de quienes se manifiestan en contra de que sus lugares de trabajo contribuyan a la economía basada en la guerra. (Nota editorial: Amazon es dueño de Whole Foods). También animo a los empleados de estos gigantes tecnológicos a contactarnos y a filtrar cualquier información que demuestre el enredo de estas empresas con el complejo industrial militar. Juntos podemos construir un movimiento masivo unificado de resistencia. Podemos y debemos actuar ahora.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net