worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Por qué El Mundo No Puede Esperar participará en De pie en octubre (#RiseUpOctober) para parar el terror policial

Jill McLaughlin 11 de septiembre de 2015

Escribí lo siguiente en abril de este año y puesto que nos acercamos a De pie en octubre (#RiseUpOctober,) considero que es importante volver a leerlo:

    Tal vez usted piensa que el asesinato policial de gente civil sin armas, particularmente las personas de color, en Estados Unidos no se relaciona en nada con las guerras que libra Estados Unidos en todo el mundo, pero los paralelos son sorprendentes.

    Cuando la policía mató a Michael Brown y a Eric Garner, los grandes jurados no impartieron justicia; no se procesó a ningún policía. Los negros y los morenos, en particular los hombres jóvenes, siguen siendo blancos de ataques y víctimas de la criminalización y el asesinato descarado con impunidad, ¡mientras que Estados Unidos dice ser el país número uno con respecto a los derechos humanos! La publicación a finales de 2014 del Informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre la tortura por la CIA sacó a la luz los repugnantes detalles de la brutalidad y la tortura que han experimentado muchos detenidos, incluidos los recluidos en Guantánamo.

    Es más, estos crímenes cuentan con la aprobación de funcionarios de los más altos niveles del gobierno. Ninguno ha tenido que rendir cuentas. El gobierno estadounidense ha matado a miles de personas en Afganistán, Pakistán, Yemen, y Somalia en su programa de guerra con aviones no tripulados (drones), sin fundamento jurídico, mucho menos fundamento moral. Un operador de drones que ve en su pantalla a un grupo de personas que se desplaza junto y da por sentado que son terroristas no es muy diferente que un agente de policía que ve a un grupo de jóvenes y da por sentado que son criminales.

    Todos eso horrores se cometen en nombre de nuestra "protección y seguridad", sea tener en la mira a las personas de color dentro de Estados Unidos o las personas al otro lado del mundo.

    Permitir que el gobierno haga eso dentro de Estados Unidos es también permitir que lo haga en otras partes del mundo. La vida de los estadounidenses no es más importante que la vida de los demás. La vida de los negros y los morenos importa lo mismo que la vida de los blancos. Estamos con las personas que participan en la lucha justa por parar la brutalidad y el asesinato policiales en Estados Unidos, porque el sistema que se ensaña con las personas por todo el mundo, que las tortura y las oprime, es también el que se ensaña con los negros y los morenos, que los tortura y los oprime en las calles de Estados Unidos mismo.

    - De Por qué protestamos contra el asesinato policial en Estados Unidos — Un llamamiento a apoyar el 14 de abril Paralizarlo todo (#ShutDownA14)

Existen muchas relaciones, conexiones y paralelismos entre el terror que comete la policía aquí en EE.UU. y el terror que el gobierno de Estados Unidos trae a la humanidad en todo el mundo. Por ejemplo, son flagrantes las relaciones entre la tortura que practica nuestro gobierno en Guantánamo y en los sitios negros, y el uso policial de la tortura y la brutalidad evidenciado en la historia de dos policías de Chicago, Jon Burge y Richard Zuley.

Burge dirigió una pandilla dentro del departamento de policía que, mediante la tortura que incluía palizas y la electrocución, sacó falsas confesiones de hombres negros en los años 70 y 80. Purgó 3.5 años de prisión por perjurio desde 2011 y ahora está libre y sigue recibiendo su pensión de policía.

Burge aprendió a torturar cuando estaba en la policía militar de Estados Unidos en Vietnam. Aprendió técnicas como el uso de instrumentos de manivela de mano para aplicar descargos eléctricos a los genitales, en ese entonces una práctica común de los militares estadounidenses. Richard Zuley es un ex policía que llevó 37 años con el Departamento de Policía de Chicago y durante ese tiempo también era miembro de la Reserva de la Marina. Estuvo a cargo de un "Equipo de Proyectos Especiales" en Guantánamo, el cual torturó a Mohamedou Slahi. Slahi escribió sobre eso en su libro, Diario de Guantánamo, documentando las palizas, humillación sexual, simulacros de ejecución y tortura psicológica, así como el aislamiento en solitario.

Un tipo de tortura psicológica que Zuley realizaba paralelamente en Estados Unidos como en Guantánamo fue amenazar con hacerles daño a las familias de los detenidos. Le dijo a una mujer en Chicago, Benita Johnson, que nunca volvería a ver a sus hijos si no confesaba. Le dijo a Slahi que tenía bajo custodia a su madre y que la iba a traer a Guantánamo, un ambiente totalmente masculino, con la intención de lo viera como una amenaza de violarla.

Por último quiero compartir una anécdota. En agosto estuve en el contingente de la Red Parar la Encarcelación en Masa en el desfile Bud Billiken de Chicago, el más grande desfile afroamericano en el país. Antes de nuestra entrada en el desfile, un miembro de nuestro equipo trabajaba en montar la pancarta De pie en octubre, en la cual figuran los rostros de las personas cuyas vidas han sido robadas por la policía. Una niña negra de seis años de edad corrió hacia la bandera y yo fui con ella. Mientras nos agachamos para verla ella me hacía muchas preguntas. De repente, ella me dijo: "Los policía no nos ayudan, porque nos matan. Por eso que no puedo dormir por la noche, porque la policía está en mi cabeza".

Eso me sacudió el corazón y casi di un grito ahogado. No podía dejar de pensar en los niños de Pakistán que han hablado de tener miedo de salir a la calle en un día claro, por temor a los ataques con aviones no tripulados. Así que tenemos que asumir la responsabilidad de parar el terror que nuestro gobierno comete contra las personasen Estados Unidos y en todo el mundo. Invitamos a todos a participar en De pie en octubre/Rise Up octubre: del 22 de octubre al 24 de octubre.

Apoyar y contribuir en la medida que pueda >

Jill McLaughlin, basada en Chicago, es miembro del comité directivo nacional de El Mundo No Puede Esperar.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net