worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Ohio, el estado norteamericano que quiere la pena de muerte para las mujeres que aborten

Un proyecto prevé criminalizar la practica sin excepciones. Un derecho constitucional, en peligro.


Una mujer, amordazada con la leyenda "VIDA", protesta frente a Corte Suprema de Estados Unidos./ Reuters archivo

20 de noviembre de 2018
Clarin.com

Esta semana, la cámara de diputados de Ohio aprobó uno de los proyectos de ley sobre el aborto más restrictivos de Estados Unidos; un proyecto de ley que penalizaría a los médicos por practicar un abortocuando se puedan detectar latidos cardíacos fetales.

Los latidos cardíacos fetales se pueden detectar mediante un ultrasonido, ya en la sexta semana de embarazo, un momento durante el cual la mayoría de las mujeres no saben que están embarazadas.

Conforme al proyecto de ley, aprobado el jueves por una votación de 60-35, practicar un aborto en un feto con latidos cardíacos, sería un delito en quinto grado, que es punible en Ohio con hasta un año de prisión y una multa de 2.500 dólares. Ahora el proyecto de ley pasa al senado de Ohio.

La medida no incluye excepciones para violación o incesto. Sin embargo, los médicos pueden hacer una excepción durante una emergencia médica, o si un aborto salvara la vida de una mujer.

La diputada Christina Hagan, patrocinadora principal del proyecto de ley, dijo en una entrevista el viernes, que fue diseñado específicamente para desafiar al fallo Roe vs. Wade de la Corte Suprema, de hace 45 años que hace del aborto un derecho constitucional.

El año próximo podría traer desafíos adicionales para el acceso al aborto.

“Anticipamos completamente que para cuando las legislaturas estaduales regresen en enero de 2019, otros presentarán demandas e introducirán legislaciones restrictivas, prohibiciones de aborto y cosas por el estilo”, dijo Brigitte Amiri, vicedirectora del Proyecto de Libertad Reproductiva de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, en una entrevista el viernes, citada por The New York Times. “Pienso que lo que sucedió debería ser un llamado de atención sobre los ataques directos al fallo Roe vs. Wade.”

Pena de muerte y prisión de por vida

El proyecto con media sanción en Ohio lleva por nombre "heartbeat bill" (ley de latidos cardíacos). Pero no es el único en danza. Hay uno más radical: la House Bill 565

Este proyecto, ya presentado en la legislatura de Ohio, aguarda ahora el visto bueno para ser tratado en comisión, y su propuesta es la absoluta prohibición del aborto y el castigo más severo para quienes lo practiquen, sean las propias mujeres o los médicos. Y tampoco contempla excepciones como la violación, el incesto o el riesgo de muerte para la madre. Prevé "aborto cero".

Según informa The Independent, los abortos --según este proyecto-- pueden castigarse con cadena perpetua o incluso la pena de muerte.

El proyecto concretamente amplía la definición de persona en el Código Penal de Ohio para incluir al "humano no nacido".

Esto significa que el feto, desde la concepción hasta el nacimiento, será considerado persona, dejando a la gente que realice un aborto vulnerable a sanciones penales.

La ley no solo criminaliza el aborto sino que también define el proceso en sí como "una causa de muerte de un humano no nacido por cualquier método, incluido, pero limitado a, métodos químicos, métodos médicos y métodos quirúrgicos".

Si bien el borrador no incluye la pérdida natural de un embarazo, no está claro cómo se podrá probar un aborto no voluntario en una mujer o en un médico que son investigados.

En tanto, el otro proyecto, la "ley de latido", sigue avanzando.

La diputada Hagan, una republicana que hizo campaña por el presidente Donald Trump, dijo que estaba “confiada” en que el proyecto se convierta en ley para fin de año. Tanto en la cámara de diputados, como en la de senadores, tienen una mayoría dominada por los republicanos y a prueba de veto.

Si el proyecto de ley actual no llega al despacho del gobernador el año próximo, quedará en el escritorio de su sucesor, Mike DeWine.

Durante un debate de campaña, DeWine dijo que respaldaría la ley.

“Promulgaré la ley”, dijo. “Creo que la función esencial del gobierno es proteger a los miembros más vulnerables de la sociedad. Esto incluye a los nonatos”.

Algunos médicos sin embargo dicen que la decisión de practicar un aborto debería ser tomada entre la mujer embarazada, su familia y su proveedor de atención sanitaria.

Cada situación es única, y cada vez que pienso que lo escuché todo, viene una paciente y me sorprende por las circunstancias de su necesidad de atención”, dijo la Dra. Sarah Horvath, miembro en planificación familiar del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos. La organización presionó al gobernador de Ohio para que vetara la legislación de los latidos cardíacos presentada en 2016.

Agregó que la legislación de los latidos cardíacos fetales podría impedir que las mujeres busquen hacerse un aborto antes de que ni siquiera se den cuenta de que están embarazadas.

“Si no intentaran quedar embarazadas o hacerse tests de embarazo rutinariamente, la mayoría no tendría no idea de que están embarazadas en ese momento”, dijo Horvath.

La Asociación Médica del Estado de Ohio ha presionado en contra del proyecto de ley y está “muy preocupada” por su plan de penalizar a los médicos por llevar a cabo un procedimiento que podría ser considerado un estándar de atención médica, afirmó Reggie Fields, vocero de la organización.

De acuerdo con Hagan, es necesario instituir penalizaciones para impedir que quienes practican los abortos desconozcan la ley.

“Si ocurre un asesinato, entonces tiene que haber una repercusión por esa acción”, dijo.

En otros estados, como Iowa, proyectos de ley como éste se han convertido en ley.

“Para mí, es inmoral detener los latidos cardíacos de un inocente”, dijo este año el gobernador de Iowa, Kim Reynolds.

Planned Parenthood y Unión Estadounidense por las Libertades Civiles iniciaron una acción legal que desafía la constitucionalidad de esa ley, y un juez del condado otorgó un amparo judicial temporal para impedir que entre en vigencia mientras está pendiente el resultado del litigio.

Dakota del Norte aprobó un “proyecto de ley de los latidos cardíacos” en 2013, aunque fue rechazado por un juez federal.

El aborto a la justicia y una Corte conservadora

Más de una decena de casos de aborto están ante los tribunales de apelaciones federales, y cualquiera de ellos podría llegar a la Corte Suprema el año próximo. Ahora que el Juez Brett Kavanaugh ha reemplazado al Juez Anthony Kennedy, el tribunal tiene una mayoría conservadora. Los grupos de derechos al aborto consideran a Kavanaugh una amenaza al fallo Roe vs. Wade.

La administración Trump ya ha realizado movidas para reducir los derechos reproductivos, que incluyen una regulación que permitiría que algunos empleadores nieguen la cobertura  para el control de la natalidad por razones morales o religiosas.

Fuente: The New York Times y The Independent


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net