worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



AL MOVIMIENTO ANTIBÉLICO
DE ESTADOS UNIDOS:

17 de diciembre de 2008

    “Si uno no se le opone a esto y no se moviliza para pararlo, aprenderá —o se verá obligado— a aceptarlo”.

    de la Convocatoria ¡Fuera Bush y su gobierno!, 2005

Barack Obama está mandando a otros 20,000 soldados a Afganistán.

Un movimiento antibélico que no actúa inmediatamente para oponerse a la doctrina Obama de llevar el frente central de la guerra contra el terror a Afganistán, no merece llamarse un movimiento antibélico.

Leer más....


Gira:
¡NO SOMOS TUS SOLDADOS!


Leer más....

Rechazan enmienda sobre ciudadanía

NACIONALES - 06/07/2006

"La enmienda de Deal era una de al menos 15 que los legisladores debatirán en las próximas horas"

Washington/EFE — La Cámara de Representantes rechazó ayer debatir una enmienda que hubiese prohibido el derecho a la ciudadanía a los hijos de los inmigrantes indocumentados, en el marco de un debate sobre los gastos para la seguridad nacional.

Apoyándose en los reglamentos parlamentarios, los legisladores consideraron que la enmienda del republicano Nathan Deal (Georgia) no podía ser incluida en el debate de un proyecto de ley de gastos del año fiscal 2007 para fortalecer la seguridad en las fronteras y el interior de Estados Unidos.

La enmienda de Deal era una de al menos 15 que los legisladores debatirán en las próximas horas en el marco del proyecto de ley de gastos, que autoriza fondos para entidades como la Patrulla Fronteriza, el Servicio de Guardacostas y la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA).

Al inicio del debate, los legisladores desestimaron la enmienda de Deal -en la jerga parlamentaria estaba “fuera de orden”-, tras considerar que ésta no cumplía con los reglamentos establecidos para debatir el proyecto de ley.

Esto suele suceder cuando la enmienda en cuestión no está directamente relacionada con los propósitos delineados por el anteproyecto legislativo, o por problemas de procedimientos.

Deal proponía enmendar una ley federal de inmigración de manera que el Gobierno negara el derecho a la ciudadanía a los niños nacidos en EE.UU. de padres que no fuesen ciudadanos o residentes legales.

El legislador representa al décimo distrito electoral de Georgia, un estado con una creciente población hispana y que ha promovido severas medidas contra los inmigrantes clandestinos.

Aunque fracasó en su intento por llevar a votación la enmienda punitiva, Deal no es ajeno a la controversia en torno a la inmigración ilegal.

Deal considera, al igual que muchos otros conservadores, que los inmigrantes indocumentados tienen un efecto negativo en los servicios de empleo, educación, cuidado médico, seguridad pública y “otras innumerables áreas” de la vida nacional.

Junto al legislador republicano Charlie Norwood, también de Georgia, Deal patrocinó una ley que exige que los pacientes demuestren que están en el país de forma legal para poder recibir beneficios del programa de beneficencia para los pobres, ancianos y discapacitados, conocido como “Medicaid”.

Esa ley, que entra en vigor el 1 de julio próximo, fue promulgada por el presidente George W. Bush en febrero, como parte de un esfuerzo por reducir el déficit presupuestario. Entre las enmiendas que serán sometidas a debate figura una del republicano John Doolittle (California), cuyo objetivo es agilizar la deportación de los “sin papeles”, y otra del republicano Tom Tancredo (Colorado) que impone restricciones al programa de lotería de visas.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net