worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

Reposteado de Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org):

Los valientes jurados estaban del lado correcto de la historia: ¿De qué lado estarás?


Scott Warren




Los acusados de la autopista angelina con su abogado defensor.




Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org)  es un movimiento de personas con diversas perspectivas, unidas en nuestro reconocimiento de que el Régimen de Trump y Pence representa un peligro catastrófico para la humanidad y el planeta y que es nuestra responsabilidad sacarlos del poder por medio de la protesta política no violenta masiva que crezca hasta que se cumpla nuestra demanda.

Acceda a RefuseFascism.org para más información y saber cómo participar.

Coco Das

10 de julio de 2019 | revcom.us

Recientemente, dos importantes juicios terminaron con jurados en desacuerdo (empatados). Eso quiere decir que después de exhaustivas deliberaciones, algunos jurados les negaron a los fiscales el veredicto unánime que necesitaban para obtener una condena. En ambos casos el gobierno presentó cargos que muestran una determinación de suprimir el disentimiento y criminalizar la decencia humana. Ambos fueron frustrados —por ahora— tanto por los argumentos convincentes de la defensa como por los jurados que lograron aferrarse a su humanidad. Y, claro está, por la posición osada y valiente de los que han sido injustamente acusados y corrieron el riesgo de ir a juicio y se negaron a traicionar sus principios.

Debemos celebrar a estos héroes, dar a conocer estos casos y tomar partido con los que están dispuestos a plantarse contra las fuerzas empecinadas en consagrar en ley la crueldad del régimen fascista de Trump y Pence.

El 28 de junio, se declaró un juicio nulo en el caso contra dos miembros de Rechazar el Fascismo y el Club Revolución que participaron en dos distintas acciones a fines de 2017 que bloquearon la autopista 101 de Los Ángeles con una manta de 50 pies de largo que proclamaba que el régimen de Trump y Pence tiene que marcharse. En 2017, cuando estos manifestantes se pusieron en las líneas del frente en la autopista de Los Ángeles, llamaban a la gente a unírseles para expulsar al régimen que ahora está operando campos de concentración en la frontera donde la gente sufre bajo condiciones torturadoras.

Aunque la fiscalía fue a extremos para enmarcar esta protesta de la autopista como un asunto de tránsito y suprimir, tanto dentro como fuera del tribunal, cualquier cosa que pusiera al descubierto las verdaderas cuestiones en consideración, unos pocos jurados se mantuvieron su lucidez sobre las implicaciones morales de su decisión. Escucharon los argumentos de clausura de la defensa y se dieron cuenta de que el caso en realidad tiene que ver con la cuestión más importante de nuestros tiempos: ¿Qué vamos a hacer para impedir que un régimen fascista destruya millones de vidas, si no el planeta mismo?

Unas semanas antes, el 11 de junio, el juicio de Scott Warren de No Más Muertes/No More Deaths también concluyó con un jurado en desacuerdo y un juicio nulo. No Más Muertes brinda ayuda humanitaria a las personas que hacen la desesperada y peligrosa travesía por el desierto de Arizona. A Warren lo acusaban de dar albergue y de conspiración por brindar ayuda y agua a los migrantes, en esencia por salvarles la vida. Aunque cuatro de los jurados se tragaron los patrioteros argumentos tipo “ley y orden” de la fiscalía, la mayoría de jurados estaba a favor de la absolución.

Estos casos nos enseñan mucho. Nos han hecho ver la clase de sociedad depravada que estos fascistas quieren imponer. Una sociedad en la que la gente le da la espalda a otros seres humanos y los abandona a la muerte. Una sociedad en la que la gente se agacha obedientemente en vez de ponerse de pie por lo que es justo. Una sociedad en la que incluso la gente buena se acomoda a una cultura de locura genocida.

También nos hacen ver qué tan polarizada lo es nuestra sociedad con respecto a cuestiones de la decencia humana básica. Estos juicios nulos son victorias frágiles, temporales, por las que se luchó justa y ferozmente. Ambos casos debieron de haber concluido con absoluciones, pero en vez fueron muy contenciosos. Lo que está a debate es el valor mismo de la vida humana. Lo que está a debate es si debemos dejar o no dejar que mueran niños. Lo que está a debate es si debemos obligar a la gente a soportar muertes torturadoras en nuestro nombre. Si no sacamos del poder a este régimen fascista, ¿será solo cuestión de tiempo antes de que gane el debate el lado con más fusiles, más leyes, más policías y más poderío militar?

Al mismo tiempo, estos jurados en desacuerdo indican una dinámica real: que es posible impeler a millones de personas a actuar de acuerdo con su conciencia en vez de hacer las paces con lo inaceptable. Cuando la gente tenga que reconocer el peso moral de las consecuencias de sus acciones o inacciones, cuando despierte ante la realidad de lo que el gobierno está haciendo en su nombre, cuando se dé cuenta de que los canales normales —los tribunales, las elecciones, el Congreso— no han detenido estos horrores, o para colmo, los han facilitado — y cuando tengan que elegir entre permitir que esto continúe o ponerse de pie en su contra, muchos miles de personas elegirán la opción correcta, y podrán impeler a millones más a que los acompañen.

El estado no dejará de tratar de reprimir y criminalizar los actos de resistencia. En dos días consecutivos, los fiscales anunciaron que iban a volver a juzgar ambos casos. Importa que la gente preste atención a estos casos ahora y que exija que los fiscales retiren todos los cargos. Importa que la gente mande declaraciones de apoyo a los acusados. Nadie puede quedarse de brazos cruzados en esta situación y esperar que las consecuencias de la inacción no vayan a engendrar un mundo más brutal.

Así que mandemos un poderoso saludo a los acusados en estos juicios que arriesgaron su libertad, y a los jurados que fijaron una línea de defensa en contra de la persecución del gobierno contra los actos heroicos de los acusados. Ellos están en el lado correcto de la historia. ¿Estarás de ese lado correcto?

Coco Das (@coco_das) es una colaboradora de la redacción de Rechazar el Fascismo (RefuseFascism.org)


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net