worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

En un memo filtrado del régimen de Trump y Pence, “se redefine” a personas transgénero para desaparecerlas

31 de octubre de 2018 | Periódico Revolución | revcom.us

Hoy en día, en los Estados Unidos, aproximadamente 1,5 millones de personas transgénero sufren la intensa discriminación, hostigamiento, violencia y asesinato.

Una encuesta de 2015 de 27.715 personas transgénero descubrió que:

  • El treinta por ciento de ellos que habían tenido empleos han sufrido despedidos, la negativa a ser ascendidos u otra forma de discriminación en el empleo por ser transgénero. El desempleo entre las personas trans es del 15%, el triple de la tasa nacional. El veintinueve por ciento vive en la pobreza, dos veces y media la tasa nacional. Casi un tercio ha pasado tiempo sin hogar.
  • A cincuenta y cuatro por ciento de los que se conocían como transgénero en la escuela les han acosado verbalmente (a menudo maestros o personal), a 24 por ciento les han atacado físicamente, y a 13 por ciento les han agredido sexualmente. Diecisiete por ciento abandonó la escuela antes de graduarse debido a malos tratos.
  • El treinta y nueve por ciento había experimentado “graves trastornos psicológicos” en el mes anterior a la encuesta, y un escandaloso 40 por ciento ha intentado suicidarse en algún momento de su vida, casi nueve veces la tasa nacional.

Encima:

  • Al menos 25 personas transgénero, principalmente mujeres de color, fueron asesinadas en 2017, según el New York Times. Y las personas trans en todo Estados Unidos informan que es parte de la “vida normal” ser amenazadas con la violencia, o la descarada agresión física, en lugares públicos.

Ahora, el New York Times informó el 21 de octubre de un nuevo paso de mal agüero: un memo interno del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS por sus siglas en inglés) que señala el objetivo de despojar a las personas transgénero de las protecciones mínimas contra la discriminación que existen actualmente bajo la ley federal. Esto significa que gran parte de lo enumerado arriba se considerará ahora legalmente “legítima” (el DHHS está trabajando para que esta posición sea adoptada asimismo en los departamentos de Justicia, Educación y Trabajo).

El memo tiene como fin hacer esto por medio de definir que jurídicamente las personas transgénero no existan. Declara que “género” significa “El sexo que figura en el acta de nacimiento de una persona... a menos que lo refute evidencia genética confiable”; en otras palabras, si un bebé tiene genitales masculinos o femeninos en el momento del nacimiento.1

Pero las personas transgénero no se identifican por el género que se les asigna.2 A menudo, desde una edad muy joven, las personas transgénero se consideran a sí mismas y quieren actuar y vivir como un género diferente (o sin género fijo o rígido), y lo encuentran demoledor y sofocante tratar de ajustarse a su sexo asignado biológicamente. Ante la brutal discriminación, irrisión y violencia de que las estadísticas de arriba solo dan un pequeño indicio, las personas transgénero luchan por vivir, vestirse y actuar como el género que sienten que corresponde a quiénes realmente son, y con frecuencia buscan una transición al género con el que se identifican mediante la cirugía o tratamientos hormonales.

Pero el lenguaje del nuevo memo del DHHS los hará inexistentes jurídicamente y sin la protección de leyes que prohíben la discriminación basada en el sexo (como el Título IX, que prohíbe la discriminación sexual en las escuelas). Al hacerlo, dará rienda suelta a la discriminación institucional y la intolerancia que ya abundan.

Pero aún más, el régimen de Trump y Pence está tratando de grabar en la vida y la existencia de las personas trans la etiqueta: INVÁLIDAS. Pretende dar una apariencia legal y científica a la idea de que no existe tal cosa como una persona transgénero, lo que realmente equivale a decir que las personas transgénero son “antinaturales” y “una aberración”, lo que contradice la realidad de que no todos los humanos encajan en las categorías binarias de masculino y femenino, que hay una porción significativa de personas para las que no es así, y no hay nada “antinatural” en esto en absoluto — y que esas personas no merecen la condena, estigmatización, humillación y discriminación jurídica que al parecer el gobierno considera poner en práctica.

De esta manera, el régimen está básicamente codificando (incorporándose en las estructuras jurídicas) y legitimando el fanatismo religioso de los fascistas cristianos (como el vicepresidente Mike Pence) que están en el centro del régimen, están impulsando la reorganización de la sociedad sobre la base de la ley bíblica, y quieren revivir las ideas y el tratamiento de la Edad Oscura hacia las personas LGBTQ como una parte clave de eso.

La visión escandalosamente ignorante y reaccionaria de estas fuerzas se destacó en un artículo del 18 de septiembre del Christian Broadcasting Network (Red de Transmisión Cristiana, CBN por las siglas en inglés) que respondía a unas modestas medidas jurídicas de la Ciudad de Nueva York para respetar a las personas transgénero. (La CBN es una red “noticiosa” fundada y dirigida por Pat Robertson, un importante fascista cristiano que una vez declaró en la CBN que “las personas de la comunidad gay” intentan transmitir el VIH / SIDA a otras personas: “[T]endrán un anillo, y les das la mano, y el anillo tiene una pequeña cosa con la que te cortas el dedo.... Es... el equivalente del asesinato”).

Este artículo de la CBN declaró que las personas trans son parte de una “agenda... para borrar las distinciones de género para confundir la distinción clara que nuestro Creador nos ha dado entre el hombre y la mujer”. Califican al transgénero como “un trastorno mental”. Se ven a sí mismos como librando “una guerra” contra esto: “Los cristianos se están envalentando y tomando una posición. ‘Está pasando una gran guerra’, dijo [un activista cristiano]. ‘Estamos muy molestos. El surgimiento está ocurriendo’”.

Al verlo desde esta perspectiva, el memo del DHHS no es solo una continuación, ni siquiera simplemente una escalada, de la deshumanización y discriminación generalizada que las personas LGBTQ han enfrentado en Estados Unidos durante décadas y siglos. De hecho, es un paso importante hacia desencadenar un asalto total a la humanidad e incluso la existencia de las personas no conformes con el género, no solo por “definición legal”, sino en términos de vida y muerte.


1. En aproximadamente el uno por ciento de los nacimientos, están presentes tanto genitales masculinos como femeninos, y ahora se compelen a los médicos y padres a “decidir” cual genero tendrá el niño; a veces se debe realizar una cirugía para hacer que la asignación de sexo al bebé funcione.  [regresa]

2. No se ha resuelto si las personas que experimentan este conflicto con el género que se les asigna al nacimiento lo experimentan por razones fisiológicas, psicológicas o sociales, o alguna combinación. Pero lo que no está en duda es que decenas de millones de personas en el mundo no encajan fácilmente en estas categorías binarias de género, y que tratar de vivir como su género asignado es una fuente de tremendo dolor y miseria. [regresa]


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net