worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

El Pentágono enviará celda tamaño extra grande a Guantánamo para la cama de hospital del detenido en el juicio de al-Qaeda

Carol Rosenberg
De McClatchy | artículo original
14 de enero de 2019

Traducido del inglés para El Mundo no Puede Esperar 27 de febrero de 2019

BASE NAVAL DE LA BAHÍA DE GUANTANAMO, Cuba — el Pentágono enviará una celda con acceso para personas con discapacidad en donde quepa la cama de hospital y silla de ruedas que puedan permitir al criminal de guerra acusado vivir ahí durante el juicio mientras intenta recuperarse de las varias cirugías de columna vertebral.

El plan de “pijamada” del Camp Justice representa un retroceso en la política de detención de Guantánamo, que estipula que los acusados tienen que regresar cada noche después del juicio a dormir al Camp 7, la prisión top secret para los ex detenidos de la CIA.

La crisis de salud de un detenido de 57 años llamado Abd al Hadi al Iraqi que ha crecido desde el verano del 2017 ha frustrado los esfuerzos de dos jueces del cuerpo de la marina de llevarlo a juicio.

El viernes, el fiscal Johnathan Rudy, mayor del Cuerpo de Marines, anunció el plan de añadir una celda extra grande video monitoreada y con línea telefónica a la corte. Eso significa de Hadj podrá observar los procesos desde la celda con una cama de hospital adyacente si es que se siente muy mal para sentarse y poderles llamar a sus abogados si quiere hablar con ellos.

Guantánamo prisoner Abd al Hadi al Iraqi, who says his true name is Nashwan al Tamir, poses for the International Red Cross in a 2014 photo taken for his family, and provided by his attorneys.

El prisionero de Guantánamo Abd al Hadi al Iraqi, quien dice que su verdadero nombre es Nashwan al Tamir, posa en una foto para la Cruz Roja Internacional en el 2014. La fotografía fue tomada para su familia y proporcionada por sus abogados.

El comandante de los guardias de la prisión, el coronel del ejército Steven G. Yamashita testificó el viernes que la celda llegará a Guantánamo en marzo.

“Él podrá tener su silla de ruedas ahí, al igual que su cama de hospital. Tendrá su excusado con lavabo. Sabes, si no tiene los barandales apropiados o rieles de sostén, los instalaremos. Así que sí, debería acomodarlo bien”.

Hadi, un recluta del ejército iraquí en los 80’s, está acusado de comandar y pagar insurgentes que atacaron a los Estados Unidos y sus aliados así como a trabajadores de ayuda civiles, en la invasión post 11/9 en Afganistán. Capturado en Turquía en el 2006, llegó a Guantánamo en abril del 2007 y fue acusado en junio del 2014. Podría enfrentar una sentencia de por vida si es encontrado culpable.

Hadi, quien dice que su verdadero nombre es Nashwan al Tamir, llegó a Guantánamo con una enfermedad degenerativa de espalda, según sus abogados. Su condición empeoró en custodia estadounidense hasta que sufrió incontinencia en su celda en septiembre del 2017. Con un huracán dirigiéndose en su contra, el Pentágono salió en desbandada un equipo de neurocirujanos para tratarlo. Otras cuatro operaciones le siguieron, la última en mayo del año pasado.

La semana pasada en la sala de justicia, Hadj se sentó rígidamente en una silla de rehabilitación acolchonada, usando un uniforme de prisión color blanco, con un gorro en su cabeza y calcetines de hospital en sus pies. Se levantó pocas veces y, cuando lo hizo, utilizó una caminadora para transferirse a la silla de ruedas que les permitiría a los guardias del ejército trasladarlo adentro y afuera de la corte.

Su caso ha representado un acertijo particular para el juez. En otros casos de Guantánamo, el juez ha ordenado el uso de una celda de FCE (celda de extracción forzada), una técnica de encadenamiento para llevar a un cautivo de manera restringida, pero el juez de Hadj, el teniente coronel del Cuerpo de Marines Michael Libretto ha seguido el consejo médico acerca de que el tratamiento anteriormente mencionado empeoraría la condición del detenido.

Así, cuando en alguna ocasión Hadj se ha negado a asistir por dolores de espalda enloquecedores y otros malestares relacionados y se negó a firmar documentos renunciando a atender, algunos jueces de cortes de guerra han solicitado argumentos legales o que se tomaran testimonios en ausencia del acusado.

El espacio extendido en la celda le permitirá al prisionero, por primera vez, pasar noches en el espacio llamado Camp Justice, algo a lo que un comandante de las fuerzas de seguridad se opuso en otro caso de comisiones militares por problemas que ocasiona a la logística y seguridad. El predecesor de Yamashita, el coronel del ejército Steve Gabavics testificó en una audiencia secreta el 16 de diciembre del 2016 acerca de la imposibilidad de dejar que otro cautivo de la CIA, supuestamente el que bombardeó un USS Cole, Abd al Rahim al Nashiri, que pasara las noches en el complejo, invocando preocupaciones de personal, calidad de vida y seguridad.

Según el testimonio en el juicio de Hadj, el prisionero toma Percoset y Valium cuando lo necesita para lidiar con el dolor de espalda y espasmos musculares que provocan que su cuerpo se convulsione y se le contorsione la cara. Uno de estos episodios duró una hora en una de las sesiones de la corte, después del cual fue llevado en ambulancia a la unidad de atención, terminando la sesión de manera abrupta en noviembre.

Su neurocirujano testificó de manera anónima la semana pasada, que el prisionero que usa caminadora y silla de ruedas se encuentra curado gracias a la cirugía pero que continúa a tener dolor y espasmos que tal vez jamás desaparezcan. Para una de las audiencias, llevaron una cama de hospital a la sala de justicia y después de darle a Hadj analgésicos para los dolores de espalda, quedó tan adormecido que los guardias tuvieron que sacar al público de la galería de espectadores, bajar las luces de la corte y dejarlo dormirse en un receso extendido. Sus abogados dijeron que le pareció degradante estar en una cama con espectadores observando así que llevaron una pantalla para su privacidad.

La nueva celda con accesibilidad para silla de ruedas es parte de una expansión del complejo de Camp Justice que costará alrededor de 19 millones de dólares en donde actualmente se lleva a cabo la audiencia del caso de conspiración del 11 de septiembre de Hadj. El juicio de USS Cole se encuentra en pausa mientras que una corte más alta maneja los desafíos tanto de la parte acusatoria como de la defensa.

Un portavoz de la corte de guerra, Ron Flesvig, fue incapaz de estimar el costo de la nueva celda, que es la sexta y más grande del complejo.

Más del caso en nuestra guía de juicio exclusiva.


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net