worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

21 de agosto de 2015

El Mundo no Puede Esperar moviliza a las personas que viven en Estados Unidos a repudiar y parar la guerra contra el mundo y también la represión y la tortura llevadas a cabo por el gobierno estadounidense. Actuamos, sin importar el partido político que esté en el poder, para denunciar los crímenes de nuestro gobierno, sean los crímenes de guerra o la sistemática encarcelación en masas, y para anteponer la humanidad y el planeta.



Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet


Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

¡NO MAS!
¡Ningún ser humano es ilegal!

EL Mundo no Puede Esperar exhorta a cada persona a protestar contra las leyes racistas como Arizona SB1070, a desacatarlas y a DESOBEDECERLAS



"¿Por qué hacer una donación a El Mundo No Puede Esperar?"

"Lo que la gente esta diciendo sobre El Mundo No Puede Esperar


FIRME ESTE LLAMADO. DONE PARA SU PUBLICACIÓN INTERNACIONAL. WORLDCANTWAIT.NET

ÚNETE CON: John Cusack • Wallace Shawn • Junot Diaz • Noam Chomsky • Daniel Ellsberg Eve Ensler Dave Eggers • Glenn Greenwald • Paul Haggis • Bianca Jagger • Ariel Dorfman Erica Jong • Michael Moore • Ron Kovic • Moby • Tom Morello • Mark Ruffalo • James Schamus Carl Dix • Oliver Stone • Cindy Sheehan • Cornel West con los abogados de los prisioneros en Guantánamo y muchos otros

Firmar esta declarción

El huracán Katrina: Un crimen de lesa humanidad causado por el hombre

Debra Sweet | 5 de septiembre de 2015

Mientras centenares de personas se reunían en la Ciudad de Nueva York el fin de semana del Día de Trabajo de 2005, con el objetivo de formar El Mundo no Puede Esperare: Fuera Bush y su Gobierno, a lo largo de la costa sureña y particularmente en Nueva Orleáns la gente sufría y moría de manera horrible.

Arriba: el estadio Superdome de Nueva Orleáns, varios días después de romperse los diques.

La crisis llegó con una marejada ciclónica que derribó los diques, pero la situación se agravó porque el plan oficial era de no evacuar a las personas que no podían arreglárselas para salir de la ciudad; y porque el gobierno federal envió a tropas recién regresadas de Irak con una orientación de ver a los habitantes de la zona como el "enemigo."

Las historias de los rescates realizados por gente de a pie eran inspiradoras; las historias de las personas abandonadas a su muerte eran ultrajantes.

Mientras trabajábamos con urgencia para decidir cómo recibir con protestas masivas la segunda "selección" de G.W. Bush el 2 de noviembre, estábamos pegados a los noticieros. Marchamos por las calles del distrito Greenwich Village en un cortejo fúnebre, con una enorme pancarta que leía "¡RESCATE — no a la represión!", pidiendo que el gobierno satisficiera las siguientes demandas:

1) Hay que rescatar y evacuar inmediata y seguramente a todas las personas que quedan en Nueva Orleáns y las demás zonas devastadas antes de que ocurran nuevas muertes innecesarias a raíz de la criminal negligencia del gobierno. Hay que poner los enormes recursos del gobierno—barcos, helicópteros y aviones de transporte — inmediatamente a la disposición del trabajo de rescate.

2) Se debería alojar a las personas en lugares dignos y satisfacer sus necesidades inmediatamente.

3) ¡NO hay que balear o arrestar a las personas que tratan de satisfacer sus necesidades básicas! Hay que revocar inmediatamente las órdenes de "cero tolerancia" de Bush. El gobierno debería costear todos los gastos de llevar comida, agua, medicinas y otras necesidades básicas a las personas de inmediato.

4) Hay que cesar inmediatamente la censura de los habitantes de Nueva Orleáns y otras zonas devastadas y permitir que éstos cuenten lo que ocurre en la actualidad.

5) Hay que dejar saber inmediatamente toda la verdad acerca de lo que ocurrió y cómo la situación llegó a ser así, incluida la profunda responsabilidad del gobierno de Bush, y los responsables, hasta los niveles más altos, tienen que rendir cuentas.

6)Hay que ayudar y apoyar a los voluntarios rescatadores, y no permitir ninguna represión de parte de las delegaciones del gobierno, la policía y la Guardia Nacional.

Unos meses más tarde, El Mundo no Puede Esperar se unió a la convocatoria a una Comisión de Investigar los Crímenes de Bush, en la Ciudad de Nueva York, por sus guerras de agresión; la detención y la tortura ilegales; la supresión de la ciencia y las políticas catastróficas respecto al calentamiento global; la política de “abstinencia solamente” impuesta en los programas de prevención del VIH/SIDA en el tercer mundo, que tenía posibles implicaciones genocidas; y el abandono de Nueva Orleáns antes, durante y después del huracán Katrina.

Ahora, en 2015, se han reparado los diques en Nueva Orleáns. Los restaurantes han abierto de nuevo. Los vecindarios históricamente afroamericanos, como el 9º Ward, están diezmados; se han derribado o se han privatizado la vivienda pública, el hospital público y las escuelas. Todavía no se ha hecho justicia.

Vea un vídeo del testimonio sobre Katrina de la Comisión para Investigar los Crímenes de Bush


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net