worldcantwait.org
ESPAÑOL

Español
English-LA
National World Can't Wait

Pancartas, volantes

Temas

Se alzan las voces

Noticias e infamias

De los organizadores

Sobre nosotros

Declaración
de
misión

El Mundo no Puede Esperar organiza a las personas que viven en Estados Unidos para repudiar y parar el rumbo fascista iniciado durante el régimen de Bush y evidenciado en las ocupaciones asesinas, injustas e ilegítimas de Irak y Afganistán; la “guerra de terror” global de tortura, rendición extraordinaria y espionaje; y la cultura de discriminación, intolerancia y avaricia. A ese rumbo no le darán marcha atrás los líderes que nos instan a buscar puntos en común con fascistas, fanáticos religiosos e imperio. Solo es posible si la población forja una comunidad de resistencia –un movimiento independiente de grandes cantidades de personas—que, actuando en pro de los intereses de la humanidad, pone fin a dichos crímenes y demanda que se procese a los responsables por ellos.



Invitación a traducir al español
(Nuevo)
03-15-11

Del directora nacional de El Mundo No Puede Esperar

Debra Sweet

La historia de El Mundo no Puede Esperar


Ciudad de Nueva York noviembre 2005 - Foto: Fred Askew

17 de enero de 2012

Traducido del inglés por
El Mundo No Puede Esperar
17 de enero de 2012

Cómo se empezó todo esto: Un movimiento para sacar del poder a un régimen ilegítimo
Estudiantes de prepa, protestas callejeras, voces destacadas en las publicaciones y en las calles

En el verano de 2005, la gente comenzaba a salir de los seis largos meses de depresión a causa de los resultados de la elección de 2004. Era difícil hacer que la gente dejara de culpar a quienes votaron por Bush, y que entendieran cuan perverso era su régimen, y que se había dado comienzo a dos guerras terribles en base a mentiras.

Algunos de los que ya trabajamos para poner fin a guerras, tortura, y muchas otras causas, lidiamos con el problema de, “luchar contra cada ultraje y ganar en frentes importantes – desde los derechos de los inmigrantes hasta la defensa del debido proceso, defender el aborto, la evolución, contra la discriminación, o defender un pensamiento crítico dentro del campus – no tiene precio para hacer un cambio real en un mundo que lo necesita desesperadamente. Pero estamos luchando todas y cada una de estas batallas en terreno perdido, un terreno que rápidamente desparece bajo nuestros pies.”

El futuro no está escrito...

Un mejor resultado para el mundo requiere de un movimiento masivo de personas unidas para expulsar a George Bush, Dick Cheney, y su ilegítimo régimen, y repudiar y rever el programa que había comenzado a ser identificado con ellos, especialmente después de 11/09/01. Aquel movimiento necesitaba actuar independientemente y dejar de buscar un salvador dentro del Partido Demócrata. Necesitaba un espíritu, vocación y dirección, que El Mundo No Puede Esperar facilitó en el Convocatoria para fuera el régimen de Bush

Rápidamente, cerca de un millón de copias de este pedido fueron entregadas en mano a lo largo de la nación comenzando ese verano, y se publicaron en páginas enteras del New York Times, varios periódicos locales, y en USA Today, que resultaron en la adhesión de 40.000 personas. Mientras que esto molestó a algunos, los puntos señalados en el artículo mostraron lo que provenía de las altas esferas del poder de una manera beligerante, muchos fueron impulsados a actuar:


Leyendo El Llamado para Fuera al Régimen de Bush, Los Ángeles 2005

Tu gobierno está librando una guerra asesina ilegítima contra Irak, basada en mentiras, y tiene a otros países en la mira.

Tu gobierno tortura, y lo defiende.

Tu gobierno detiene indefinidamente por la menor sospecha o deporta en secreto, sin respetar el derecho de los detenidos de ver a un abogado.

Tu gobierno avanza día tras día hacia una teocracia, al gobierno de un fundamentalismo cristiano intransigente y cruel.

Tu gobierno suprime la ciencia que no cuadra con su agenda religiosa, política y económica, por lo que la presente y futuras generaciones pagarán un precio terrible.

Tu gobierno le quiere quitar a la mujer, aquí y en el resto del mundo, el derecho al control de la natalidad y al aborto.

Tu gobierno impone una cultura de avaricia, odio, intolerancia e ignorancia.


Chicago, Otoño 2005: ¡Rescate, No Represión!

En la semana del día del trabajador en 2005, cuando las aguas de Katrina cubrían Nueva Orleans, 250 personas se reunieron en Nueva York para fundar El Mundo No Puede Esperar – Fuera al Régimen de Bush. Sunsara Taylor y yo presidimos las discusiones. Nos tomamos el trabajo de marchar con 150 personas que se unieron a nosotros cerca del centro, reclamando 'rescate, no represión!' para Nueva Orleans, lo que generó un entendimiento sobre la acción del gobierno, o mejor dicho - inacción.

¡No vayas al trabajo! ¡Sal de la escuela!

Fue un llamado audaz, y muchos lo escucharon. El jueves 2 de noviembre de 2005, en el aniversario de la reelección de Bush, miles marcharon en EE.UU., inaugurando el esfuerzo para sacar al régimen de Bush y Cheney, y para revertir y repudiar el programa de Bush. La gente mayor atendió al mensaje de Gore Vidal de:

    “unirse a un movimiento popular dedicado a terminar con guerras preventivas y devolver la nación a su tradicional base impositiva que reparó diques, educó a los ciudadanos y a intervalos regulares reparo el muro que Thomas Jefferson sabiamente colocó para separar la iglesia del estado.”


Ciudad de Nueva York noviembre 2005 - Foto: Fred Askew

Howard Zinn hizo un llamado a los estudiantes. Estudiantes secundarios en más de 200 escuelas a lo largo del país abandonaron el establecimiento y se encaminaron, en algunos casos a kilómetros, para unirse a protestas políticas organizadas sin precedentes. Hubo protestas en más de 60 ciudades, involucraron al menos 40 campus universitarios, en adhesión a los secundarios. Las miles de personas en todo el país tenían muchos rostros. Oficiales locales salieron a reclamar en concentraciones en New York, Chicago y San Francisco con madres de soldados muertos en Irak. Destacados intelectuales públicos y celebridades de Hollywood brindaron su apoyo al esfuerzo de fuera al régimen de Bush realmente.

Se Buscan Conductores

En San Francisco, trabajadores latinos se unieron a otros miles en Civic Centre cuando Cindy Sheehan, la senadora del Estado de California Carol Midgden, y otros hablaban desde un escenario. Demostraciones de apoyo provinieron de artistas y figuras tales como Jane Fonda, Harold Pinter y Gore Vidal, quienes se adhirieron al Llamado para Expulsar al Régimen de Bush.


Ciudad de Nueva York enero 2006 - Foto: Fred Askew

Al final del invierno, cuando 2006 se desmoronaba, y Bush daba a su mensaje Estado de Unión dirección, la gente se reunía en 68 ciudades para ahogar las mentiras con protestas en las calles – luego viajaron a Washington DC, para protestar bajo la lluvia, el 4 de febrero de 2006, exigiendo que Bush se hiciera a un lado. La Comisión de Crímenes de Bush mantuvo audiencias con testimonio de gente como el ex brigadier General Janis Karpinsky y el ex embajador del Reino Unido Craig Murray, sobre los crímenes que el régimen de Bush estaba llevando a cabo activamente. En octubre de 2006 más de 200 ciudades a lo largo del país presenciaron protestas masivas. Con corazón y coraje, miles de nosotros vinimos juntos a hacer una poderosa y preciosa declaración política en contra de un gobierno peligroso y represivo.

Detener la tortura como una expresión clave del programa de Bush
Propagando una cultura de resistencia a través de ¡Pronúnciate ya!: La campaña de usar naranja usando trajes naranja.

El Mundo No Puede Esperar ha liderado la lucha contra la tortura, haciendo que la gente nacional e internacionalmente la relacione con las leyes gubernamentales de los EEUU: régimen de Bush y la negativa de Obama para llevar a juicio a la banda de torturadores y su negativa para acabar con la tortura bajo su administración. Como un símbolo de eso, fotos de nuestras demonstraciones de submarino son casi tan conocidas como la foto icónica en Abu Ghraib del prisionero con un capuchón negro encima de una caja con cables eléctricos colgando de sus brazos.

Declarando Resistencia


En esta foto la AFP identificó correctamente a El Mundo No Puede Esperar como el grupo protestando contra la subamrino en el Times Square.

Llevando el color naranja que los prisioneros están obligados a llevar mientras están detenidos y torturados, el Mundo No Puede Esperar hizo del color naranja un símbolo de resistencia a la tortura, reconocido en todo el mundo en nuestras demostraciones y en la campaña ¡Pronúnciate ya! animando a la gente a que luzca el color naranja (ej. muñequeras y cintas). En el 2008, el año que Alex Gibney ganó el Oscar por el mejor documental por su revelación desgarradora en “Taxi to the Dark Side,” él y otras decenas de personas como la artista Julie Christie, nominada como Mejor Actriz y el director Paul Haggis (que ganó el galardón del 2006 al Mejor Director por Crash) llevaron el color naranja para demostrar su oposición a lo que nuestro gobierno está haciendo. Como dijo Haggis:


La campaña ¡Pronúnciate ya! buscó el color naranja como símbolo para Sacar del Poder a Bush.

"Las cintas naranjas se llevaron para protestar contra la tortura permitida por el estado. Las cintas son del color de los monos en Guantánamo Bay, y en los campos de detención secretos, donde los prisioneros están encerrados indefinidamente y torturados en violación de nuestra constitución. Esto es algo que por mucho tiempo nuestro gobierno ha condenado como comportamiento atroz de los dictadores, pero algo que increíblemente ahora permitimos… Cada americano de cualquier partido político debería condenar fuertemente esta grave actividad anti-americana, pero que ya apenas se menciona. Las muñequeras naranjas simplemente dicen, ‘Tortura + Silencio = Complicidad.’ La mía la recibí de la campaña El Mundo No Puede Esperar.”

Después de años de negar la existencia de la tortura, el régimen de Bush finalmente reconoció y admitió abiertamente que usaban la técnica de tortura por submarino, que se practicó en la Inquisición española y que en la Segunda Guerra Mundial llevó a juicio a los americanos que la usaron. Mientras que George W. Bush, no inventó la tortura -su uso se extiende desde la esclavitud hasta las leyes en las prisiones nacionales- su régimen transfirió esta práctica a Guantánamo, después Abu Ghraib y más allá. El gobierno de Bush se pasó años elaborando el caso metódicamente alegando que la “guerra contra el terrorismo” requería medidas extraordinarias y extra-legales y que incluso las más atroces, están justificadas para “proteger las vidas de sus ciudadanos.” Este razonamiento se basa en la premisa inmoral de que las vidas de los americanos son más valiosas que las otras vidas y por otro lado negando la evidencia de que la tortura ni siquiera funciona para prevenir actos terroristas. En realidad la tortura tiene el efecto contrario: incrementa el terrorismo contra el estado y el ciclo de violencia. Eso lo saben los que practican tortura y otros actos de terror. Es, de hecho, la razón por lo que lo hacen: se aprovechan del ciclo de violencia porque provoca miedo en la población y les permite que los dirigentes justifiquen todo tipo de acciones extra-legales bajo la pretensión de prevenir el terrorismo.

Silencio + Tortura es Complicidad


Protesta contra la tortura en el Hunter College, NYC, 2005

El Mundo No Puede Esperar ha permanecido intransigente sobre la inmoralidd y los cínicos objetivos de la tortura y es notable por ello, cuando tanta gente ha cedido implícitamente a la presunta condición de superioridad de los americanos sobre los demás. Los más infames torturadores como John Yoo, que atestiguó en el Congreso que un presidente podía ordenar que aplastaran los testículos de un joven durante una interrogación, han sido el objetivo de las persistentes protestas del Mundo No Puede Esperar y otros, en ocasiones como en la ceremonia de graduación de la universidad de abogados de Berkeley, donde las cintas naranjas daban color a las vestimentas negras de los estudiantes y el público. El trabajo de John Yoo en la oficina de Defensa Legal, popularmente designado como los “Memos de Tortura,” ofrece protecciones legales no sólo para la tortura, pero también para la guerra, encarcelación indefinida sin juicio, rendición y espionajes masivos en ciudadanos americanos (lea más sobre esto en FireJohnYoo.org). Otros criminales de guerra identificados por el proyecto War Criminals Watch de El Mundo No puede Esperar están recibiendo cobijo en instituciones públicas, incluyendo universidades donde activistas los confrontan de manera regular.

La Tortura, como ha escrito Dennis Loo, es el epítome del terror. Es terror inflingido a una persona pero que está designado para aterrorizar a toda la población, tanto a los extranjeros como a los americanos, para que la gente tenga miedo de hablar contra la brutal mano dura del gobierno de los EEUU. El Terror, ya sea usado por terroristas anti-estatales o por terroristas del estado, no hace absolutamente ninguna distinción entre los combatientes y los inocentes. Y éso, tiene un objetivo: el objetivo es que tú tienes que estar supuestamente asustado de que puedas ser la próxima, caprichosamente elegida, víctima del terror y consecuentemente accedas a cualquier demanda de los terroristas (terroristas gubernamentales o supuestos terroristas anti-estado) sin tener en cuenta que irracionales o inmorales son.


Arriba y abajo: Protestando contra la tortura en el Grand Central Station, NYC, 2009

El uso de la tortura por el gobierno de los EEUU revela mucho sobre el cambio dramático en el nuevo orden social al que están llevando al pueblo Americano: todo está bien si hecho en el nombre del Imperio. Si lo hacemos nosotros es justo, si lo hacen otros, no lo es. “Cierra tu boca y únete a nosotros porque no nos vamos a detener, incluso si tenemos que torturarte o asesinarte.” La Tortura, en otras palabras, representa todo lo que está tan mal, sobre cómo hemos llegado a este punto y cuáles son sus valores.

La tortura es universalmente mala –y todos lo sabemos. El mundo tiene un nombre para los que se quedaron en silencio y permitieron las atrocidades de los asesinatos y torturas cometidas por los Nazis en la Segunda Guerra Mundial “Buenos Alemanes.” El Mundo No Puede Esperar, en frente de casi el total derrumbamiento de la oposición moral, desde los líderes expertos hasta los oficiales públicos y su casi universal aceptación del razonamiento inmoral de que los “americanos” son importantes pero todos los demás no lo son, ha insistido que “Los crímenes son crímenes, sin importar quien los cometa,” como nuestro anuncio en el 2010 en el New York Times y otras publicaciones importantes, firmadas por miles de personas incluyendo intelectuales prominentes, actores y otras personalidades. En lugar de caer en la conveniencia o estrecho nacionalismo, el Mundo No Puede Esperar continúa con la lucha para traer una autoridad moral alternativa en frente de la horrible nueva “normalidad.” ¡Estamos en solidaridad con toda la gente de conciencia para decir NO! a la tortura en nuestro nombre – nos negamos a vivir en un estado que acepta la tortura.

Defendiendo el derecho al aborto
Oponiéndose a la cultura de intolerancia y represión política

Cuando El Mundo No Puede Esperar se originó, el objetivo fue sacar al gobierno de Bush y repudiar toda su política: desde las ilegítimas guerras de agresión, uso aceptado de la tortura, espionaje doméstico, eliminación de la ciencia y mucho más. El programa doméstico de represión política y una creciente atmósfera de intolerancia y discriminación llegó al mismo tiempo que la guerra del terror, que las necesidades del imperio dictó. Bajo el PATRIOT Act, miles de personas han tenido sus teléfonos, computadoras, o registros bancarios intervenidos y puestos en la información de datos permanentes del gobierno o sus casas han sido registradas. El cuerpo de policías se ha ido militarizando paulatinament y las protestas políticas se han suprimido brutalmente. Se han pasado leyes muy crueles que codifican perfiles raciales y que refuerzan la discriminación.

La clave de esta agenda ha sido el inicio de una promoción de una cultura de intolerancia, y de un acercamiento teocrático del gobierno La comunidad LGBT y los inmigrantes han sido denigrados y puestos bajo el telescopio bajo el estandarte de la unidad nacional y la “identidad” Cristiano-americana (supremacía blanca). El derecho al aborto de la mujer y al control de natalidad fue y todavía está arriba en la lista de recortes, como Bush demostró al re-implantar su “global gag rule” en su primer acto presidencial. Desde el 2008, este aspecto del programa de Bush no ha continuado siendo dirigido desde la Casa Blanca bajo un presidente ostensiblemente en favor del aborto, pero la tradición de un compromiso malo seguido por otro compromiso más malo ha continuado por los así llamados defensores de los derechos de la mujer del partido Democrático.

Desde el comienzo, El Mundo No Puede Esperar ha expuesto la ofensiva de los conservadores en contra del derecho al aborto y ha colaborado con otros para organizar la defensa de las clínicas. En el 2009 hicimos un DVD en un video de YouTube “Aborto, Moralidad y Liberación de la Mujer” con Susan Wicklund, autora de This Common Secret, My Journey as an Abortion Doctor, y Sunsara Taylor, escritora del periódico Revolución, que se distribuyó a cientos de educadores, estudiantes, y clínicas por todo el país. Trabajando conjuntamente con la artista Heather Ault, llevamos una audaz presencia visual en favor de los derechos de aborción en las clínicas asediadas y en las escalinatas del poder en Washington, DC.

El derecho al aborto llega hasta lo más profundo en la condición social de la mujer y de los derechos más fundamentales. Como se ha visto durante la confusión creada con la reforma de la salud en el Congreso, en los últimos años, este tema está en el centro de la mayoría de los políticos reaccionarios de este país. La ferocidad como se oponen al aborto se ha convertido en la prueba más contundente dentro del partido Republicano, incluso cuando el más conocido proveedor de aborciones, el Dr. George Tiller, fue asesinado a tiros en su propia iglesia en el 2009 y las clínicas y los doctores han sido violentamente atacados por todo el país. Muchedumbres conservadoras se organizan supuestamente por una mayor “libertad personal” y el partido del Té toma la oposición al aborto como su núcleo de acción – todo esto mientras que los líderes demócratas todavía predican “un acuerdo común” y el acceso al aborto se hace cada vez más y más restrictivo, y a las mujeres que abortan se las avergüenza y estigmatiza.

Una de cada tres mujeres en los EEUU tendrá al menos un aborto durante su vida. Ademas de esto, el acceso a los controles de natalidad está también bajo su punto de mira, exponiendo así la naturaleza de estos actos en contra de la mujer. Se ha demostrado ya hace tiempo que confiando en políticos que ceden ante la superioridad moral, junto con el real acceso a las cínicas es un callejón sin salida. ¡Lo que necesitamos es una efusión de resistencia en este asalto en la humanidad de las mujeres!


 

¡Hazte voluntario para traducir al español otros artículos como este! manda un correo electrónico a espagnol@worldcantwait.net y escribe "voluntario para traducción" en la línea de memo.

 

¡El mundo no puede esperar!

E-mail: espagnol@worldcantwait.net